Siguenos en:
Viernes
 22 de Noviembre de 2019
El dia te recomienda
Tomada en frontera entre Serbia y Hungría
Una foto inédita ganó el premio World Press Photo 2015
El australiano Warren Richardson, con la imagen en blanco y negro de un bebé pasando a través de una valla ganó la máxima distinción.
Jueves,  18  de Febrero, 2016
Una-foto-inedita-gano-el-premio-World-Press-Photo-2015
Ref. Fotografia: Un hombre agotado recibe en manos a un bebé en la frontera de Serbia y Hungría.

"Estuve 4 ó 5 días y noches en la frontera, pero este momento fue muy veloz: los refugiados venían y venían", declaró el ganador durante una rueda de prensa, y añadió que no se dio cuenta de que lo que estaban pasando a través de la valla "era un bebé".

Richardson, que trabaja como freelancer, explicó que la foto nunca fue publicada.

En la fotografía, la Luna ilumina tanto la cara del hombre que toma al bebé en sus manos como el cuerpo del niño.

El hombre está medio agachado a un lado de la frontera entre Serbia y Hungría, y con un evidente agotamiento en su rostro.

Al otro lado de la frontera, unos brazos sujetan a la criatura y la pasan a través de un agujero hecho en el alambre de espino.

Entre los premiados hay dos españoles, Daniel Ochoa de Olza, quien trabaja para la agencia de noticias estadounidense Associated Press (AP), y el fotógrafo Sebastián Liste.

Ochoa consiguió el segundo y tercer premio en la categoría "Historias de personas" con las imágenes "La tradición maya" y "Víctimas de los ataques de París".

Liste, por su parte, se hizo con el tercer premio en la categoría "Historias de la vida diaria" por su instantánea "Periodismo ciudadano en las favelas de Brasil".

También fueron premiados en la categoría de "Naturaleza" los mexicanos Anuar Patjane, quien logró el segundo puesto por "Ballenas que susurran", y Sergio Tapiro, que con "El poder de la naturaleza" fue agraciado con el tercer premio.

Un total de 5.775 fotógrafos presentaron a concurso 85.000 instantáneas.

El presidente del jurado, Francis Kohn, dijo que, durante el proceso de selección, que duró dos semanas, intentaron mantener un balance entre calidad fotográfica y valor informativo.

"Hemos recibido muchas imágenes que tenían que ver con la crisis de los refugiados: navegando en el océano, cruzando vallas fronterizas, teniendo problemas con la Policía. También fotos de Siria e Irak, y muchas de los ataques de París en noviembre de 2015".