Siguenos en:
Lunes
 21 de Junio de 2021
Editorial/Opinión
Editorial
Ahora o nunca…
Martes,  16 de Marzo, 2021
Ahora-o-nunca…

Los bolivianos llevamos 15 años de ingenuidad y al paso que vamos, muy pronto estaremos en la misma situación que los venezolanos, quienes también creyeron que jamás llegarían a estar igual que Cuba y ahora están peor.

Caímos en la candidez de pensar que un gobierno con fuertes vinculaciones con el narcotráfico y que recibía instrucciones directas de la dictadura castrista, podía conducir una democracia participativa, indigenista, amigable con el medio ambiente, solidaria y bla, bla, bla.

Los masistas ya nos conocen perfectamente y son unos maestros de la simulación. El último gran engaño fue hacernos pensar que estaban divididos entre “los buenos y los malos”, que Luis Arce y Choquehuanca habían llegado para rectificar las cosas y que Evo Morales había sido apartado del programa. 

Nos podemos quejarnos, el cocalero jamás ha podido callar sus planes. Cumplió cuando dijo que le importaban un comino las leyes y ahora se está haciendo realidad el plan que le diseñaron en La Habana el año pasado, luego de su renuncia. 

La única vez que la dirigencia democrática no se equivocó fue cuando escuchó a la gente y siguió el instinto y la inspiración ciudadana marcada en el 21 de febrero de 2016. El rechazo al fraude y esos 21 días de lucha posteriores debieron marcar el rumbo del país y el destino del proyecto dictatorial de Morales, pero lo que surgió después fue nefasto.

La unidad se rompió, cada uno jaló por su lado y creía tener la receta para recuperar la democracia. Dejaron que el MAS se reorganice, que reestructure sus planes y terminamos regalándole la excusa perfecta para un retorno triunfal que se ha convertido hoy en una arremetida brutal en contra de la libertad, los derechos humanos y el estado de derecho.

Creímos que las urnas podían convertirse en un freno a Evo Morales, que la votación del 7 de marzo serviría para obligar a reflexionar a Arce y a Choquehuanca, pero el fracaso electoral ha sido apenas un peldaño, ha sido el daño colateral que han tenido que asumir para buscar el momento perfecto para dar el zarpazo que necesitaban e identificar a las primeras víctimas de la acción dictatorial.

Todo fue una ingenuidad, como el hecho de pensar que la persecución política es apenas una reacción pasajera, que se detendrá en la ex presidenta Jeanine Añez (la más ingenua de todos) y algunos  ex ministros. El plan cubano que trajo Evo Morales bajo el brazo es más indispensable que nunca para el MAS, es su única posibilidad de supervivencia, pues con democracia, con la torpeza de Luis Arce y los discursos bonitos de Choquehuanca es imposible pensar en la continuidad del partido, cuya única finalidad es quedarse para siempre y a cualquier costo. 

Más ingenuo es pensar que la cacería está destinada a los políticos, a los que se meten a opinar y a resistir. La mayor víctima de las dictaduras es la economía, es la propiedad, pues la mejor forma de sometimiento siempre ha sido seguirá siendo la esclavización por el hambre.

El plan cubano que trajo Evo Morales bajo el brazo es más indispensable que nunca para el MAS, es su única posibilidad de supervivencia, pues con democracia, con la torpeza de Luis Arce y los discursos bonitos de Choquehuanca es imposible pensar en la continuidad del partido, cuya única finalidad es quedarse para siempre y a cualquier costo. 

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día