Siguenos en:
Lunes
 17 de Mayo de 2021
Editorial/Opinión
Editorial
Más economía y menos ideología
Lunes,  15 de Marzo, 2021
Mas-economia-y--menos-ideologia

La economía global ha respirado aliviada con la aprobación del plan de rescate diseñado por el gobierno de Joe Biden que prevé el desembolso de 1,9 billones de dólares que se destinarán a la reactivación de los negocios en Estados Unidos, azotados duramente por la pandemia del Covid-19. Distintos estudios del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han pronosticado una notable recuperación a nivel planetario y obviamente, todos esos millones sueltos serán en gran parte responsables de aquello.

Será una inyección de capitales nunca antes vista y que se traducirá en mayor consumo, más producción, mayor actividad empresarial y, por supuesto, más importaciones y mejores perspectivas para la inmensa cantidad de proveedores de la mayor economía mundial. 

Todo el mundo debería estar de plácemes pues cuando Estados Unidos se resfría, el resto del planeta se pone a estornudar y, al revés, cuando a la gran potencia le va bien, el efecto multiplicador también es muy grande. Sin embargo, se prevé que los mayores beneficiados por este despegue serán los países latinoamericanos, pues también tendrá una gran incidencia en el volumen de las remesas que envían los inmigrantes y porque en la región, casi todos los países tienen a la nación del norte como el principal socio comercial.

Si bien México, Colombia, Brasil y Perú serán los principales favorecidos con esta recuperación impulsada por Estados Unidos, Bolivia podría no ser la excepción pues la economía norteamericana tiene estrechos lazos comerciales con la nuestra, pese a todos los esfuerzos que hizo el gobierno de Evo Morales por destruir los mercados estadounidenses que beneficiaban a la producción nacional. En este momento existe un déficit comercial, luego de haber experimentado saldos positivos por varios años.

El comercio exterior impulsado por el “proceso de cambio” se concentró en visiones delirantes e impulsó las relaciones con Cuba, Venezuela, Nicaragua y otras naciones conducidas por regímenes populistas y lo hizo simplemente por cuestiones ideológicas, dejando a Bolivia en un virtual aislamiento respecto de los grandes mercados como Europa, Asia y Norteamérica. Si bien privilegió también el comercio con China, todos conocemos perfectamente lo que ello ha implicado, pues el gigante asiático se maneja a través de una política expansionista que ha dejado a varias economías de la región en graves apuros y en un estado de dependencia nunca antes vista.

La caída de las exportaciones bolivianas es producto de las malas prácticas del pasado y la reactivación requiere una mirada más pragmática. Aprovechar las ventajas que nos puede ofrecer el mundo globalizado no sólo tiene que ver con la inserción de Bolivia en los negocios que hoy representan un futuro más alentador, sino que es ampliamente beneficioso para superar los problemas estructurales, como la pobreza, la falta de empleo y el rezago tecnológico que hoy nos agobian.

 

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día