Siguenos en:
Viernes
 16 de Abril de 2021
Editorial/Opinión
Editorial
Salud y educación
Lunes,  1  de Febrero, 2021
Salud-y-educacion

Salud y educación suelen las razones más importantes por las que se justifica la existencia del estado, por las que se acepta el "mal necesario" de tener un gobierno y de soportar a los políticos que mienten sobre todo, especialmente sobre la vigencia de la democracia, un instrumento que ellos usan para evitar que los llamemos por su verdadero nombre.
 
Si la justicia y el sentido común existieran en este mundo, la mayoría de los países ya hubieran desistido hace mucho de continuar manteniendo a esa clase parasitaria denominada "gobierno" y tal vez el momento de hacerlo es justamente ahora, ante el evidente fracaso de las dos grandes excusas que nos obligan a soportar la carga que nos imponen tipos incapaces y sinvergüenzas. 
 
La pandemia, un elefante en la habitación que nadie advirtió, que nos tiene locos a todos y que ha puesto de cabeza a la gran mayoría de los sistemas sanitarios del mundo, es la evidencia más clara de que el estado se ha mantenido distraído en otros asuntos menos en lo esencial. Se ha paralizado la economía, se han cerrado las escuelas y el futuro se presenta incierto para millones de niños y jóvenes que miran absortos como los adultos, sus gobernantes, los grandes líderes no saben cómo hacer para continuar con la educación.
 
La mitad de la niñez en edad escolar se ha quedado al margen y el caso boliviano ha sido uno de los más patéticos del mundo. Es fácil achacar al gobierno transitorio por la suspensión del año escolar, pero todo fue culpa de la precaria situación de las escuelas, sin internet, sin computadoras, con profesores totalmente ignorantes de las nuevas tecnologías, con zonas rurales donde no tienen conexión ni la tendrán en mucho tiempo, pues el gobierno de Evo Morales se ocupó durante 14 años de construir canchitas y coliseos en cada rincón del territorio y se olvidó de los hospitales y de las escuelas.
 
El gobierno de Luis Arce sabe que la salud es un fracaso y por eso festeja como si fuera un gran triunfo la llegada de 20 mil vacunas, un insulto para los bolivianos que están sufriendo por el COVID. Se va de un lugar a otro para posar con los vacunados, porque de aquí en uno o dos meses no tendrá la oportunidad de hacerlo o no tendrá más remedio que posar al lado de las inyecciones donadas por la ONU y gestionadas por su antecesora que tanto critica.
 
El nuevo año escolar también va camino al despeñadero, en medio de la improvisación y la ignorancia supina de las autoridades que apenas saben distinguir entre las modalidades de enseñanza. Y como sabe que todo será un fracaso, el Ministerio de Educación quiere destruir también a los establecimientos privados, los está ahogando y busca aniquilarlos, para que en Bolivia no haya ningún vestigio que pueda poner en evidencia la inoperancia de las autoridades que de enseñanza no tienen idea alguna.

El gobierno de Luis Arce sabe que la salud es un fracaso y por eso festeja como si fuera un gran triunfo la llegada de 20 mil vacunas, un insulto para los bolivianos que están sufriendo por el COVID. Se va de un lugar a otro para posar con los vacunados, porque de aquí en uno o dos meses no tendrá la oportunidad de hacerlo o no tendrá más remedio que posar al lado de las inyecciones donadas por la ONU y gestionadas por su antecesora que tanto critica.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día