Siguenos en:
Lunes
 8 de Marzo de 2021
Editorial/Opinión
Editorial
Economía para tontos
Martes,  15  de Diciembre, 2020
Economia-para-tontos

" No se hagan los tontos”, ha sido la frase con la que mejor se ha descrito el intento del MAS de cambiar el relato de lo que ocurrió después del grotesco fraude de octubre de 2019 y sustituirlo por el de golpe de estado. La expresión le pertenece al lúcido escritor Manfredo Kempff y lo mismo se podría decir de lo que trata de hacer el presidente Luis Arce con la economía boliviana, que según él, se encuentra en estado catastrófico por culpa de los 11 meses de gestión de Jeanine Añez.

No nos vamos a detener en esta vieja e infantil manía de los políticos bolivianos de achacar todos los males actuales al anterior gobierno y, para dar la impresión de que están trabajando y solucionando problemas, desbaratar todo lo que hicieron sus antecesores, así sean medidas acertadas como las que se tomaron en el periodo de transición para reactivar la economía agobiada por la herencia masista y por la paralización que ocasionó la pandemia del Covid-19.

No se hagan los tontos, con el retorno de las prohibiciones a las exportaciones de productos agropecuarios no se va a solucionar absolutamente nada, tampoco pasará con el impuesto a la riqueza. Esas son medidas recesivas porque desincentivan la inversión, reducen las exportaciones y la capacidad productiva. 

No se hagan los tontos, inyectar más dinero en los elefantes blancos que regó por doquier el gobierno del cocalero no traerá más que pérdidas, déficit fiscal y más fracasos al modelo estatista que se montó durante 14 años. Eso no es apostar por la producción, por el empleo y menos por la austeridad, pues lo que se busca es mantener la estrategia electoralista que predominó en el “proceso de cambio”, que se dedicó a crear espacios para meter a su gente, sin importar el costo.

No se hagan los tontos, la industria  gasífera está hecha un desastre. Las reservas están por los suelos, hace años que no dan pie con bola en la exploración, deben reconocer que la nacionalización fue el peor error del MAS y, de mantenerse la inoperancia y las leyes que ahuyentan las inversiones, muy pronto vamos a convertirnos en importadores de gas, tal como sucede ya con la gasolina y el diesel, otro de los legados del masismo.

No se hagan los tontos, la única manera de salir del pozo en el que el MAS dejó la economía boliviana es haciendo el camino opuesto al adefesio ese al que llaman modelo “sociocomunitario productivo” que consiste en derrochar y repartir plata que ya no hay porque se la farrearon los mismos que hoy se hacen los suecos, tratando de hacer creer que no fueron ellos los autores de la ruina y encima de eso, que pueden continuar insistiendo en la tontería populista y socialista. Lo más tonto de todo es creerse sus propias mentiras y en segundo lugar, creer que la gente es más tonta que ellos.

No se hagan los tontos, la única manera de salir del pozo en el que el MAS dejó la economía boliviana es haciendo el camino opuesto al adefesio ese al que llaman modelo “sociocomunitario productivo” que consiste en derrochar y repartir plata que ya no hay porque se la farrearon los mismos que hoy se hacen los suecos, tratando de hacer creer que no fueron ellos los autores de la ruina.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día