Siguenos en:
Domingo
 27 de Septiembre de 2020
Editorial/Opinión
Editorial
Señora violencia…
Viernes,  8  de Noviembre, 2019
Senora-violencia…

Hace unos días el dirigente masista Gustavo Torrico lanzó una dura amenaza y al poco tiempo ocurrieron las dos muertes de Montero, ejecutadas con una precisión sólo digna de un profesional. Obviamente, el presidente Morales ya había hecho un llamado a la guerra y había ordenado el cerco a las ciudades más importantes del país, hecho que se va acentuando paulatinamente.

Ningún ministro habla y justo mandan al más rústico de todos (lo comprobamos durante varias semanas con el desastre de la Chiquitania), a decir que lo ocurrido el miércoles en Cochabamba es apenas una muestra de lo que podría ocurrir en los próximos días. Habla de docenas de muertos y, después de todas las evidencias, tiene la osadía de atribuir la violencia a los ciudadanos que vienen soportando pacíficamente la provocación.

Nadie duda de lo que son capaces de hacer los aventureros que comandan esta barbarie, pero en este momento sólo están aplicando una primera fase de su guerra, sembrando el terror, ordenando asesinatos selectivos y dosificando muy bien la violencia, al mismo tiempo que tratan de confundir a la gente con llamados a la paz, que no son nada más que una pantomima.

Por el momento no les conviene “meter caballería” por la presencia de la OEA en el país, porque está en juego una auditoría, que esperan les salga absolutamente favorable para proceder como lo tienen planificado, según el argumento aplicado en Venezuela y Nicaragua. En ese caso hipotético sigue siendo una incógnita la reacción que adoptarán las Fuerzas Armadas. La pregunta es si estarán dispuestas a reprimir las manifestaciones, a cobrar venganza en contra de la ciudadanía y ejecutar una suerte de purga ideológica, tal como se viene haciendo en aquellos países, donde la permanencia de los dictadores sólo se puede sostener a sangre y fuego.

Qué pasará si es que los auditores se inclinan mínimamente por una segunda vuelta electoral, opción que ya fue planteada al principio y ratificada en la más reciente reunión extraordinaria de la OEA. Ya lo hemos dicho y es que lo más amenazante para este Gobierno, además de la movilización pacífica, es el voto del soberano. Toda esta crisis es precisamente porque no quiere aceptar la decisión de la gente y la va a esquivar mientras pueda y en tanto la población se lo permita replegándose a sus casas, pensando que allí estará a salvo.

A pesar de que todos los escenarios son adversos para el Gobierno y que su única salida victoriosa podría ser sólo a través de una inmensa masacre y la violación sistemática de los derechos humanos, las autoridades confían en que Evo Morales se quedará en el poder de forma indefinida, tal como ha sucedido con Nicolás Maduro o el nicaragüense Daniel Ortega.

Afortunadamente en el conflicto boliviano existen elementos propios.

En primer lugar está presente de manera inquebrantable la unidad de los bolivianos, en segundo lugar, la voluntad de la gente que insiste en la vía pacífica y finalmente, la audacia de los líderes cívicos que han sacado al régimen del libreto castro-chavista.

Toda esta crisis es precisamente porque no quiere aceptar la decisión de la gente y la va a esquivar mientras pueda y en tanto la población se lo permita replegándose a sus casas, pensando que allí estará a salvo.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día