Siguenos en:
Lunes
 21 de Junio de 2021
Editorial/Opinión
Tribuna
Represión y silencios…
Sábado,  4 de Mayo, 2019

Según los teóricos de la personalidad, el “niño” interno que todos llevamos dentro es el “tirano” que subyace en nosotros, el que quiere todo para ya, el que impone, chilla y patalea. Se dice que cuando un niño hace su primer berrinche y obtiene éxito, se acostumbrará a hacerlo por cada cosa que quiera y en la que no se vea complacido, hasta que llega el día en que no se le hace caso. ¿Qué pasa cuando no obtiene éxito? Pues la primera reacción será la de hacer un berrinche aún más dramático, escandaloso, porque es la herramienta única que sabe usar. Si esto no le funciona, pues ahí se verá obligado a buscar otra herramienta para hacerse valer. Y así sucede con el resto de los mecanismos de imposición y manipulación: los usamos, por ley de menor esfuerzo, hasta que el entorno nos obliga a usar otro, y eso va formando parte de la formación del “adulto” y la maduración y el aprender a negociar. 

¿Por qué el comentario? Porque el gobierno comunista de usurpación de Nicolás Maduro ha estado toda esta semana llevando la represión a niveles brutales. Los mecanismos por excelencia que el comunismo suele usar son, precisamente, miedo (intimidación) y desesperanza. El 30 de abril muchos analistas coincidieron en que el miedo se ha perdido, y por ello necesitan recuperarlo siendo salvajes. Llegaron al punto de ingresar a una iglesia en plena misa, en San Cristóbal, Estado Táchira y lanzar bombas lacrimógenas para intimidar, en un espacio donde había adultos mayores y niños en su mayoría, la responsabilidad principal cae sobre un general de apellido Ochoa (Padre perdónalos, porque no saben lo que hacen).

Se dice que el animal más peligroso es el animal herido, pues así está el régimen. ¿Hasta dónde llegará? No lo sabemos. Solo vemos que, mientras el gobierno de Donald Trump hace todo lo posible por erradicar la peste comunista, son muy pocas las voces internacionales que se suman a estos esfuerzos. Vemos a Rusia y a China, y ¡qué raro!, a gobiernos como los de Bolivia y México haciendo lo que les es posible para que el comunismo siga en el poder en Venezuela.

Esto siempre ha sido una batalla que tiene su lado espiritual. Les pido, amigos lectores, que no dejen de orar por nosotros, literalmente nos están matando, la orden es arreciar con brutalidad. La historia lo ha demostrado: los comunistas resistirán hasta lo último, porque saben que el peso de la justicia en proporción a sus crímenes si llegan a caer. Hay hambre; muertos; bloqueos en los medios; represión brutal desatándose y revanchismo contra quienes están emprendiendo acciones. Oren por nosotros. Dios les bendiga.

Acerca del autor:
Javier---Gomez-
Javier Gómez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día