Siguenos en:
Lunes
 21 de Junio de 2021
Editorial/Opinión
Miradas
Populismo dictatorial vs Populismo progresista
Jueves,  13 de Julio, 2017

La lucha por el poder político en el mundo, se da entre dos bandos en un principio irreconciliables, pero por intereses e infortunios postreros y por protección de uno a otro, se convierten en amigos íntimos aunque la perfidia siempre está latente. Esta realidad fáctica se plasma en la disputa entre el populismo autoritario y el populismo progresista.

El gobierno es la manifestación del poder en el Estado. Nuestros candidatos políticos al margen de su espíritu de racionalidad, retórica y elocuencia, deben tener en mente que hay que hacer del ejercicio político, una praxis progresista y democrática, sin trampas, manías, ni acciones cavernarias y atávicas. Esta idea, la vemos plasmada en Maquiavelo que en su obra: Discursos sobre la primera década de Tito Livio. Editorial Sena, 1ra. Edición,  pp. 68. Roma. 1968 y que comprende el capítulo LII del Libro Segundo argumentaba textualmente: “Que para hacer frente a un político poderoso en ascenso, especialmente en una república corrompida, es cosa muy prudente actuar de forma preventiva, ocupándoles antes aquellos caminos por los cuales se ve que él anda para llegar a los puestos que ambiciona.

Imitar las posturas y el estilo de esos políticos (especialmente cuando se caracterizan por el favor al pueblo) es el método más sencillo y menos violento para quitarles de las manos aquellas armas con las que se engrandecen y de las que se valen para ganarse el apoyo popular”. Para ilustrar su argumento, Maquiavelo recurre a dos ejemplos de su ciudad, el de Cósimo de Medici (1389-1454) y el de Piero Soderini (1450-1522). Los políticos latinoamericanos deben leer los nuevos tiempos y adaptarse a ellos sin tapujos ni ambages, sin retroceder a la política troglodita tripartita y fundada en “grupos palaciegos que trabajan con ardid para fortalecer más su economía al tomar el poder”.

Se tiene que armonizar el comportamiento propio con los tiempos que se viven sin despedazarlos, así también hay que reconocer las fuerzas de las circunstancias y analizar las necesidades sociales que impera en cada época. Aquellos que interactúan como oposición en cualesquier gobierno deben entender que existe un ciclo de nuevas realidades caracterizado por un seudopopulismo anárquico, vengativo y emocional y, muchas veces corrompido que endulza a los votantes con “regalos económicos por uno o dos días y el resto de los meses del año le abastece y confirma la miseria”.

En la actualidad, sin embargo, la ciudadanía siempre está con la férrea convicción y esperanza de forjar mejores días de vida. En consecuencia, la ciudadanía atemorizada, desilusionada y molesta, ejerce su derecho al sufragio con voto castigo a los que traicionaron su palabra e incumplieron sus promesas. Los candidatos populistas deben seguir el lineamiento del progreso y no estancar el crecimiento per cápita, porque esto significaría un colapso socioeconómico, convulsión social y la revocatoria de mandato.

Acerca del autor:
Oswaldo-Ulloa-Pena-
Oswaldo Ulloa Peña
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día