Siguenos en:
Lunes
 21 de Junio de 2021
Editorial/Opinión
Tribuna
El conocimiento en el Siglo XXI
Jueves,  5  de Noviembre, 2015

Durante muchos años la empresa del conocimiento fue realizada por el ser humano de manera natural y teniendo como base exclusiva la experiencia. Sin embargo, el gran bagaje, acumulación y crecimiento de ese conocimiento, generó la necesidad  de seguir creando conocimiento porque este sigue la evolución constante como las aspas del molino de viento que nunca se detiene, y por esta razón es que aparece la idea de reformular la tarea del arte de pensar a través de la dirección científica de la otrora administración empírica del saber. El conocimiento siempre ha existido pero, es en el siglo XX y XXI donde se ha convertido en el agente más valioso para una organización. Es por ello, que los grandes estudiosos de este campo, se preocupan en motivar la gestión del conocimiento en beneficio y desarrollo constante de la humanidad.

El ser humano aun en su estado social más rudimentario siempre buscón y persiste en mejorar la vida material y espiritual del hombre a través de sus descubrimientos e investigación. El nuevo milenio seguirá siendo la era de nuevos avances y nuevas luces en el área de la petroquímica, electrónica, aviación, redes digitales, programas de computación, negocios digitales y comercio informático, reingeniería de los procesos y la velocidad de esas tecnologías del conocimiento. La industria del conocimiento está de moda en la sociedad actual de muchos países que, han entendido que no pueden quedarse rezagados y repitiendo un pasado irremediablemente agotado en esta era de la información y la asimilación de nuevo conocimiento. Este desarrollo y crecimiento del conocimiento requiere organizar industrialmente las entidades donde el gran contingente de los seres humanos producen más y mejor conocimiento creando las empresas que el mundo contemporáneo necesita.

Hoy, también la gran preocupación del ser humano es mantener el equilibrio ecológico de nuestro planeta, la propia alimentación balanceada, la curación de muchas enfermedades terminales y dolorosas, la distanasia, es decir alargar la vida pero también respetando la legalización de la eutanasia. Es necesario que adoptemos nuevas olas del saber en nuestras instituciones para poder competir y ser más cualitativos.

El capital intelectual y su conocimiento son los ejes conductores para que las nuevas empresas sean valoradas por las capacidades de generación, de creación, de servicio, de innovación del conjunto de personas que la conforman. Muchos países han firmado un acuerdo de tecnología eliminando los aranceles e impuestos para que la tecnología de la información sea más accesible a las personas. Los que han abierto esta hoja de ruta para producir progreso es China y la India. Estos países son el prototipo de nuevos modelos productivos de desarrollo de la industria del conocimiento que les ha permitido pasar de una economía basada en la agricultura a la sociedad del conocimiento con su espíritu creativo y emprendedor.

Y, es en este campo donde las universidades juegan un rol protagónico porque si éstas no se transforman con una nueva visión posicionando su dominio con la infraestructura quedarán como simples organizaciones de quinta categoría que no estarán en la ola del desarrollo que exige la industria del conocimiento.

Acerca del autor:
Pablo-Gutierrez-Urgel---
Pablo Gutiérrez Urgel
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día