Siguenos en:
Martes
 12 de Noviembre de 2019
Santa Cruz
Ernesto Suárez no podrá salir del Beni
Gobernador con arresto domiciliario
La jueza Narda Vega ordenó arresto domiciliario con derecho al trabajo para el Gobernador del Beni, Ernesto Suárez. La audiencia cautelar se cumplió ayer en medio de un clima de tensión. "No me iré del país, que las cárceles se llenen de autoridades electas para demostrar la tiranía de este régimen", expresó Suárez.
Martes,  17 de Mayo, 2011
Gobernador-con-arresto-domiciliario-
Con arresto domiciliario, pago de 50 mil bolivianos y arraigo, el gobernador beniano Ernesto Suárez quedó tambaleando a la espera que se oficialice una acusación ante la juez para que proceda su suspensión provisional del cargo. La autoridad, junto a Rubén Costas de Santa Cruz, son las dos únicas gobernaciones opositoras al gobierno de Evo Morales que ya controla a siete de ellos y casi 300 de los 332 municipios del país. Suárez pasó ayer un día difícil. A las 11 de la mañana fue citado como testigo por la muerte de su hermano Ronny por la fiscal Silvana Rojas, la misma que investiga el caso de un “video-soborno” y que ya encarceló a cuatro implicados y en el que el Gobierno lo acusa de autor intelectual. Y por la tarde, la juez Narda Vega ordenó su detención domiciliaria, arraigo y pago de Bs 50 mil acusado de haber ordenado la compra de un motor de luz para San Borja, al inicio de su primera gestión. "Es un absurdo, creo que la intención que hay por detrás es continuar sacando a las autoridades electas, esto afecta profundamente la democracia”, dijo Suárez al salir de la audiencia y ser vitoreado por sus seguidores. De ser acusado formalmente, Suárez deberá abandonar el cargo de gobernador de manera temporal hasta que finalice el proceso y en el Beni temen que eso suceda cualquier rato porque la Asamblea Legislativa Departamental que autoriza la suspensión está controlada por el MAS. DETALLES En la audiencia habían 40 policías esperando una orden Llena de policías quedó la sala de audiencias habilitada en el Palacio de Justicia hasta donde apenas pudieron ingresar los abogados y un camarógrafo de un canal. Se temía lo peor. Afuera sus seguidores acudieron hasta con imágenes de Cristo pidiendo por él.