Siguenos en:
Jueves
 22 de Abril de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Santa Cruz
Los tres ?terroristas? fueron acribillados hasta de espaldas
El informe forense revela que los tres supuestos miembros de la c?lula terrorista fueron victimados a quemarropa de seis balazos que no opusieron resistencia y que en el caso del rumano Magyarosi le dieron cinco tiros por la misma espalda.
Viernes,  1 de Mayo, 2009

A las 3.45 del 16 de abril el boliviano croata Eduardo Rózsa Flores se encontraba durmiendo en la habitación 458 del hotel Las Américas cuando de un momento a otro  escuchó una explosión, patearon la puerta y varios policías ingresaron abriendo fuego.
Rózsa fue bajado de la cama, tenía una pistola en su velador pero no pudo llegar a ella. Nadie sabe qué pasó ahí, pero cuando estaba en el suelo, le dieron el primer balazo.
El proyectil ingresó por su mano izquierda cuando aparentemente quería cubrirse la cabeza, en un instinto de conservación,  pero el plomo penetró en su sien izquierda y salió en la parte posterior. Después le dieron otros cinco balazos entre el pecho y el abdomen.
Catorce días después del hecho, eso es lo que los parlamentarios de la comisión multipartidaria creen que ocurrió esa madrugada.
Los policías del Grupo Delta ingresaron al mismo tiempo en seis habitaciones. En la 456 estaba Árpád Magyarosi y según el informe forense, le descargaron cinco balazos por la espalda y en la 457 estaba el irlandés Michael Dwyer, quien murió de un balazo en el pecho.
En la 455 estaba estaba el húngaro Elöd Tóásó y en la 454 el boliviano Mario Tadic, estos dos últimos sobrevivientes, “en la última habitación no hay orificios de bala”, observó la diputada Marisol Aban.
Esas son algunas conclusiones que han sacado los parlamentarios  y que le han permitido colegir también algunas conjeturas. “Para mi el hombre clave es Mario Tadic y él es el que trabaja con el Gobierno”, señala el diputado Pablo Banegas.
Y también otra conclusión: “todo hace parecer que fue una ejecución, hemos recibido el informe forense pero el encargado, Rafael Vargas, nos ha pedido no revelarlo”, dijo, mientras que el fiscal asignado al caso, Marcelo Sosa, dijo ayer en la tarde que “eso tarda”, rehusando darlo a conocer como también el de balística.
El informe forense que se mantiene como secreto de Estado se revela de a poco porque dos de los cadáveres fueron repatriados. En Irlanda ya confirmaron que Dwyer murió de un balazo en el pecho y en Hungría verificaron que Magyarosi recibió cinco balazos en la espalda.
Mientras tanto, crece la presión internacional por conocer el informe oficial. “Estamos preocupados porque no hemos recibido informes”, dijo ayer Miguel Baker de la Unión Europea al informar que Croacia, Irlanda y Hungría quieren saber una relación de los hechos y si se justifica la violencia mortal.

En dos hoteles Luis Hurtado pagó las cuentas

 Un ciudadano boliviano identificado con el nombre de Luis Hurtado aparece en tres ocasiones en el pago a los hoteles que alojaron a la presunta célula terrorista.
Los responsables del hotel Asturias informaron a los miembros de la comisión multipartidaria que éste hombre realizaba las reservaciones y que inclusive llamaba desde un celular número 76898272.
El diputado de Podemos, Pablo Banegas, informó que no se sabe su apellido materno, pero si el número de carnet de identidad porque éste quedó registrado cuando le extendieron las facturas.
En el hotel Las Américas informaron también a los diputados que el abogado Carlos Guillen hizo la última reservación y que garantizó el pago. Cuando le preguntaron por qué lo hizo, dijo que esa confianza nació porque Rózsa le ofreció comprar una propiedad que él tiene.
Dijo que era dueño del automóvil Hiundai plomo que el abogado Jhonny Melgar Pereira  lo contactó para vendérselo a Rózsa y pidió que les buscara un hotel, por eso los llevó a Las Américas.

Así murieron los tres implicados en el hotel LAS AMÉRICAS

Eduardo Rózsa Flores (boliviano)

El primer balazo ingresó por la palma de la mano izquierda y atravesó la sien izquierda y salió por la parte posterior de la cabeza. Después le dieron otros cinco balazos en el pecho a quemarropa cuando estaba acostado.

Árpád Magyarosi (húngaro)

Una  bala en el pecho lanzada a no menos de 3 metros acabó con la vida del irlandés. El disparo fue a quemarropa por el tatuaje que tiene cerca. Eso fue corroborado por la patóloga Mary Cassidy en Dublín, capital húngara.

 Michael Dwyer (Irlandés)

Una bala en el pecho disparada a no menos de 3 metros acabó con la vida del irlandés. El disparo fue a quemarropa por el tatuaje que tiene cerca. Eso fue corroborado por la patóloga Mary Cassidy en Dublín donde llevaron los restos

Dos compañeros de la ‘célula’ no han aparecido

Gabor Dudoc y Daniel Gaspar son dos personas que figuran como acompañantes de  Eduardo Rózsa Flores (boliviano-húngaro-croata), Magyarosi Árpád (rumano) Dwyen Michael (irlandés) y Mario Francisco Tadic Astorga (boliviano) y Elöd Tóásó (húngaro) en los tres hoteles donde estuvieron alojados desde el 19 de diciembre del 2008,  sin embargo, la comisión multipartidaria desconoce por qué no estaban en Las Américas el 16 de abril cuando se produjo la incursión policial.
De acuerdo a las investigaciones de la comisión multipartidaria de la Cámara de Diputados, nueve personas se alojaron en el hotel Las Américas el 19 de diciembre y permanecieron hasta el 11 de enero cuando pasaron al hotel Asturias donde estuvieron hasta el 3 de abril para luego quedarse en el hotel Santa Cruz hasta el 14 de abril.
Sin embargo, nadie sabe qué pasó con los dos acompañantes porque en el hotel Las Américas volvieron desde el 14 de abril solamente cinco personas.
Hasta la comisión multipartidaria compareció el gerente del hotel Buganvillas, Eduardo Vega, quien dijo que ninguno de los presuntos integrantes de la célula terrorista figuran en su lista de hospedaje porque a veces se alquilan en forma completa unos bloques familiares en el que figura solamente el nombre de la persona que hace el contrato y no de las personas que van de visita.
Sin embargo, según el diputado Pablo Banegas, ayer encontraron en el entre-techo de una de las habitaciones la caja de lo que pareciera ser una mira telescópica situación que ha desencadenado una investigación más profunda.
“No sabemos si es una caja para una mira telescópica de juguete o qué pero hay un nombre y eso lo están investigando”, dijo.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día