Siguenos en:
Lunes
 21 de Octubre de 2019
Santa Cruz
Santa Cruz
Interrumpen embarazo a adolescente y la bebé sobrevive
La pequeña pesa poco más de un 1 kilogramo y se encuentra en terapia intensiva.
Martes,  4 de Junio, 2019
Interrumpen-embarazo-a-adolescente-y-la-bebe-sobrevive
Ref. Fotografia: Imagen ilustrativa. Foto: Oxígeno

Una bebé nació con un peso de 1,1 kilos, producto de un aborto fallido, practicado a una adolescente de 14 años con 26 semanas de gestación, víctima de violación, en el hospital de la mujer, Percy Boland, de Santa Cruz, el pronóstico es reservado.

El aborto fue realizado citando la sentencia constitucional 0206/2014, que lo permitiría en casos de abuso sexual; aunque no precisa hasta que semana se puede realizar, por lo que en la maternidad se realizó el procedimiento a la menor con 26 semanas de embarazo, en este periodo el bebé está completamente formado, por lo que el procedimiento provocó que naciera con vida.

En general los proyectos proaborto lo autorizan entre las 10 a 12 semanas y como máximo hasta la semana 20, por eso es tan poco usual que en Santa Cruz se haya autorizado en un estado tan avanzado.

Como la bebé nació con vida, corresponde a todas las instancias del Estado proteger su vida, según indica el Código Niño, Niña y Adolescente. Rossy Valencia, directora de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, anunció que velará por la pequeña niña. “Al estar con vida, sus derechos deben ser protegidos. Si la madre quiso abortarla, quiere decir que esa bebé tendrá que pasar a un hogar del Estado”, dijo Valencia.

La adolescente que solicitó el aborto tiene 14 años y fue víctima de una violación, su familia presentó la denuncia a la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (Felcv). El director de la maternidad, Federico Urquizo, explicó, que el procedimiento se postergó unos días porque los ginecólogos de turno se negaron a practicar el aborto alegando objeción de conciencia; por lo que finalmente él mismo autorizó el procedimiento. Y el personal médico suministró tabletas para que la joven expulse al bebé.

La víctima muestra síntomas de depresión, incluso intentó quitarse la vida; ni ella, ni su familia quieren hacerse cargo de la bebé, que ya sobrevivió una semana en una incubadora de terapia intensiva, con respirador.

Urquizo aseguró que para los médicos lo más importante es salvarle la vida. “Tenemos buenos pediatras, haremos todo lo que está en nosotros”, aseguró./Oxígeno