Siguenos en:
Martes
 13 de Noviembre de 2018
Santa Cruz
Editorial
Espacios públicos
Sábado,  9  de Diciembre, 2017

Uno de los objetivos del reordenamiento de los mercados de la ciudad capital de Santa Cruz es la recuperación de los espacios públicos. Sin duda, esta tarea se presenta no solo necesaria sino también ardua y de largo aliento, por la previsible resistencia de los comerciantes ambulantes e informales a ser desalojados de las vías públicas, jardineras, aceras y calzadas aledañas a los mercados. El traslado del mercado Abasto es una muestra de esta dificultad cotidiana. En tales condiciones, los funcionarios ediles como la propia Guardia Municipal se verán obligados a no permitirse ningún descuido. Aún así, los enfrentamientos entre los gremialistas y gendarmes se sucederán una y otra vez.
 
Los gremialistas consideran los citados espacios públicos como una propiedad adquirida no solo por la fuerza de la costumbre sino, fundamentalmente, por pagos realizados a malos funcionarios ediles en connivencia con la dirigencia del sector. Ha sido así por mucho tiempo, de manera que los ilegales ingresos sin fiscalizar se han convertido en un botín apetecido. En contrapartida, los comerciantes desalojados de estos espacios públicos se consideran engañados, no solo porque pierden un lugar para ejercer una fuente de autoempleo, sino que a sabiendas de la ilegalidad han confiado en sus dirigentes, incluso en la posibilidad de conseguir puesto en algún mercado municipal.
 
Sin embargo, el escenario es muy diferente al de otras ocasiones. El plan de traslado de los mercados se ha puesto en marcha, marcando un hito la implementación del Mayorista del Abasto en La Guardia, cuya infraestructura y organización están destinadas al abastecimiento de los mercados populares de la ciudad, eliminando en lo posible los intermediarios y ambulantes. Pese a ello, la recuperación de los espacios públicos en los mercados que se trasladarán deviene en un reto colosal. Retroceder en la planificación del reordenamiento tendrá efectos negativos en el plan del tráfico vehicular y otros. Además, no solo es el Abasto, sino el Plan Tres Mil y otros que faltan.
 
Las fiestas de Navidad y Pascuas se presentan como un escenario de fuego para las intenciones ediles. La proliferación de comerciantes en torno a los principales mercados de la ciudad ha sido una figura repetitiva y las más de las veces un problema que ha estado de un modo general fuera del control de las autoridades municipales. En estas circunstancias ya no se trata de comerciantes minoristas que expenden variedad de productos agropecuarios, sino de aquellos que ofrecen alimentos en puestos de comida improvisados y de aquellos que ofertan productos de toda índole. Su asentamiento transitorio o permanente refleja la resistencia al principio de autoridad y a las normas.
 
Todo indica que para lograr una ciudad amable, saludable y atractiva para propios y extraños, harán falta enormes y sostenidos esfuerzos para que se cumplan las normativas legales que prohíben la invasión de los espacios públicos por comerciantes que impiden el libre flujo de vehículos y peatones. Recuperar los espacios públicos en torno a los mercados y todo tipo de comercio, deviene en un desafío para el propio Gobierno Municipal, que ha decidido, al menos en el terreno de las declaraciones formales, devolver a Santa Cruz la imagen de ciudad jardín, con características modernas, metropolitana, segura, limpia, hospitalaria y, sobre todo, ordenada y amable.

Recuperar los espacios públicos en torno a mercados y todo tipo de comercio, deviene en un reto para el Gobierno Municipal, que ha decidido, al menos en parte, ofrecer la mejor imagen de Santa Cruz de la Sierra.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día