Siguenos en:
Martes
 12 de Noviembre de 2019
Santa Cruz
Afecta a 3 Municipios: Porongo, Colpa Bélgica y Portachuelo
Paralizan entrega de licencias ambientales en zona del Urubó
Situación. Durará 18 meses. De 180 proyectos, hay 30 con permiso y 4 urbanizaciones ya construidas. Otras 8 están iniciando las obras en lugar de recarga de agua. Habrá una auditoría.
Jueves,  11 de Mayo, 2017
Paralizan-entrega-de-licencias-ambientales-en-zona-del-Urubo
Ref. Fotografia: Daño. Alrededor de 18.000 son las hectáreas afectadas por la paralización de actividades.

La Gobernación cruceña aprobó una resolución para paralizar la entrega de licencias ambientales a proyectos urbanísticos en la zona del Urubó por los siguientes 18 meses. La normativa rige en 18.000 hectáreas, que abarcan tres municipios: Porongo, Colpa Bélgica y Portachuelo. En este periodo de paralización se hará una auditoría ambiental para identificar el estado actual de los acuíferos y a partir de ello establecer políticas para la conservación del agua que proviene de la zona. Actualmente, en el lugar hay 180 proyectos, de los cuales solo 30 tienen permiso ambiental para obras. Entre estos últimos están dos lagunas artificiales, que igual deberán adecuarse a nuevos requisitos. 

8 proyectos pretenden iniciar obras en lugar vulnerable. La secretaria departamental de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asín, indicó que a la fecha hay al menos hay cuatro urbanizaciones con licencia que ya iniciaron obras y que en un sobrevuelo se identificó que al menos otras ocho pretenden iniciarlas, sin contar con licencia, en una de las zonas más vulnerables, pues según un estudio es la principal  fuente de provisión de agua que tiene el Urubó. "La pausa está destinada para la preservación del agua. Hay una zona muy vulnerable, pues es de recarga de acuíferos y de hacerse realidad las obras en este lugar se estaría permeabilizando el ingreso de agua. Pues esta zona de recarga funciona como paso del agua para el abastecimiento de los acuíferos", aseveró. En la suspensión no están incluidas las actividades agropastoril, de reforestación y las que estén destinadas a la preservación ambiental de la zona. 

Las que ya tienen licencias se deberán adecuar. Asín indicó que los propietarios de los 30 proyectos con licencia ambiental deberán apersonarse a las oficinas de la Secretaría de Medio Ambiente para adecuarse a los nuevos requisitos exigidos. Entre estos están: establecer reservorios de infiltración, plantas de alcantarillado, plan de manejo de residuos sólidos, entre otros. Aclaró que ninguna normativa es retroactiva por lo que lo único que se puede hacer con los proyectos ya existentes es regularlos, una forma es fijarles más requisitos que garanticen la conservación del agua en la zona. 

Dos proyectos de lagunas artificiales tienen licencia. Asín indicó que podrán operar las dos lagunas artificiales que ya tienen licencia ambiental mientras se compruebe que la oferta de recursos hídricos excede con razonable margen de seguridad, demanda de agua potable utilizada para consumo humano, debiendo adecuarse en todo este periodo a exigencias de la autoridad competente de acuerdo a disponibilidad de agua. Para las que están aún en trámite o las nuevas, manifestó que se suspende temporalmente la entrega de licencias para las lagunas artificiales cuya recarga tengan como suministro acuíferos. Sin embargo, aclaró que se podrán presentar otros proyectos que tengan como fuente escorrentía superficial, pues podrán ser analizados. El asesor de la alcaldía de Porongo, Jhonny Melgar, afirmó que hasta el 2016 se aprobaron 124 proyectos urbanísticos, de los cuales menos de 10 cuenta con su fase de ejecución aprobada. 

Punto de vista

Fernando Crespo
Empresario

"Estamos de acuerdo con la norma, mientras sea un trabajo técnico' 

“Mientras sea un trabajo técnico, especializado, responsable, libre de que entren en otra consideración que no sea esa, a mí me parece que es una medida necesaria. 

Se supone que eso hace que los proyectos nuevos deben adecuarse a esa medida. Es muy probable que estén afectados económicamente, pero tiene que estar, ante todo velándose por las futuras generaciones.

Por un procedimiento que existía anteriormente para la urbanización de licencias lo único que se exigía anteriormente es la aprobación de la ficha ambiental y con eso el urbanista tenía luz verde para el inicio de obra. Ahora exige que para que haya un inicio de obra tiene que estar la licencia aprobada", aseveró. 

Evaluación
Preocupa falta de alcantarillado 

Caso. El director del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi),  Luis Aguilera, calificó de positiva la normativa pues permitirá garantizar la conservación de recursos naturales de la zona con las futuras obras. Agregó que en las casas ya construidas a la fecha preocupa la falta de un plan de alcantarillado.