Siguenos en:
Miércoles
 13 de Noviembre de 2019
Santa Cruz
Estas personas trabajarán en los hospitales de la ciudad
Capacitan a personal para ayudar a dejar de fumar
Ley. En 2008 se reglamentó la ley que obliga al Estado a brindar apoyo y promover la 'cesación tabáquica' en Bolivia.
Jueves,  22 de Octubre, 2015
Capacitan-a-personal-para-ayudar-a-dejar-de-fumar
Ref. Fotografia: Leyes. El tabaco no debe ser vendido al raleo, dice en parte la ley que regula su consumo en espacios públicos.

Los fumadores que busquen ayuda para dejar de consumir tabaco, ahora van a contar con profesionales en salud que están recibiendo capacitación para asistir a las personas que necesiten asistencia profesional en los hospitales públicos. La actividad arrancó ayer en la ciudad de Santa Cruz y es impulsada por miembros de Global Bridges, ONG que promueve esta actividad a nivel nacional y que en la capital cruceña cuenta con el apoyo del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

Es una obligación del Estado apoyar a los fumadores. Patricia Tapia, responsable del Programa de Salud Mental del departamento de Santa Cruz, explica que "en realidad es una obligación que tiene el Estado boliviano de crear una política pública para brindar asistencia a las personas que quieren dejar de fumar", señala y se basa en la Ley 3029 que rige en todo el territorio nacional. 

Tapia adelanta que representantes del Ministerio de Salud llegan hoy a la capital "para presentar el borrador de la estrategia nacional de cesación nacional".

La delincuencia, otro problema Pamela Cortez, representante del Instituto Nacional del Tórax, explica por qué se realiza este trabajo. "Con este proyecto lo que se quiere es lograr una política nacional de cesación tabáquica".

Quiénes participan de este trabajo. Cesación tabáquica tiene que ver con el tratamiento para ofrecer ayuda a la persona que quiere dejar de fumar, "ellos pueden ser enfermeras, profesionales del área de salud escogidos por sus instituciones para que luego de ser capacitados, repliquen a sus colegas de trabajo", explica. A su vez, Alejandra Garrón, de la Fundación Interamericana del Corazón, señala que hay personas de la Caja Nacional de Salud, Caja Petrolera, San Juan de Dios, Hospital Japonés, incluso de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM).

"La idea es que la gente que se va a formar sea instructora de nuevos capacitadores", agrega Garrón. Señala que el tratamiento para dejar de fumar es simple y se requiere de una tecnología mínima y que puede ser aplicada por cualquier persona que haya sido capacitada.
Garrón aclara que "no es un grupo de autoayuda como Alcohólicos Anónimos".

Cómo está organizado. Se conformará un concejo breve, que tendrá a su cargo la evaluación, el nivel de dependencia y de los pacientes para luego conocer qué métodos utilizar.

Pese a estar capacitados, estas personas no tienen facultad para llegar a los colegios y realizar campañas educativa donde se empieza a fumar.

La acción de las autoridades locales y departamentales. El documento sobre el tabaco señala que los municipios y autoridades departamentales deben condicionar la venta de cigarro a lugares específicos, y que el consumo se debe limitar en los edificio privado y espacios abiertos.