Siguenos en:
Domingo
 15 de Diciembre de 2019
Internacional
China afirma proteger de forma "relativamente completa" los derechos humanos
Jueves,  27 de Octubre, 2011

China ha promulgado "una serie de leyes y reglamentos que han desarrollado un sistema relativamente completo para proteger los derechos humanos" según afirma el "Libro blanco sobre las leyes del sistema socialista con características chinas" publicado hoy por el ejecutivo del país asiático.

China, añade, "garantiza el derecho de los ciudadanos a la subsistencia y el desarrollo, libertad religiosa, de expresión, de manifestación, etc." afirmación contraria a la opinión de ONG y grupos en defensa de los derechos humanos, que denuncian el cada vez mayor recorte de derechos que se vive en el país asiático.

A este respecto, China lleva a cabo una de sus campañas represivas más duras de los últimos años, con la detención desde febrero de centenares de disidentes, activistas, abogados e intelectuales.

Sobre el aspecto religioso, el libro blanco dedica un apartado específico en el que afirma que los ciudadanos chinos "gozan de libertad de creencia religiosa y el Estado no puede discriminar a aquellos que creen o no en cualquier religión".

Esta aclaración se produce un día después de que se conociera el décimo suicidio en lo que va de año de un monje tibetano en protesta por la represión cultural y religiosa a la que el ejecutivo somete a su etnia, y meses después de que varios miembros de iglesias protestantes clandestinas fueran detenidos en varias zonas del país.

Asimismo y, además de lo referente a derechos humanos y libertades, el documento del Consejo de Estado asegura que el ejecutivo da los pasos "para facilitar los trámites de gestión del presupuesto, control de riesgos, libertad de mercado y protección de la inversión extranjera".

Todo ello se hará "a través de una reforma de las instituciones jurídicas y un ajuste del sistema legal" aunque estos extremos no han sido detallados en tiempo ni en forma en el documento.

Otro aspecto concreto, dentro del apartado económico, es el relativo a la piratería y las copias de productos, las cuales generan "cuantiosas pérdidas" a pesar de los más de 707 millones de artículos "pirata" confiscados entre 2001 y 2010.

Según el documento, en este período se han producido más de 93.000 sanciones administrativas, aprobado casi cuatro millones de patentes y registrado más de 4,6 millones de marcas, 670.000 procedentes de otros países.

 

EFE