Siguenos en:
Jueves
 13 de Mayo de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Internacional
Argentina avanza y se cita con Brasil
Cuartos. La 'albiceleste' eliminó a Venezuela por 2-0 y pasó a la semifinal donde se verá la cara con el anfitrión de la Copa América.
Sábado,  29 de Junio, 2019
Argentina-avanza-y-se-cita-con-Brasil
Ref. Fotografia: Nuevo valor. Lo Celso ingresó en el complemento y marcó el segundo gol que le dio tranquilidad a Argentina que sumó su segundo triunfo en la Copa América.

Carente de fútbol pero con mucha presión ofensiva, Argentina venció a Venezuela por 2-0 y avanzó a la semifinal de la Copa América donde lo espera Brasil, al que enfrentará el martes a las 20:30 HB. Un gol de Lautaro Martínez, en el minuto 9 y un error del portero Wuilker Faríñez, cuando mejor jugaba la Vinotinto, permitieron al combinado dirigido por Lionel Scaloni avanzar de instancia. La Albiceleste no faltará a su cita con los anfitriones, en una nueva edición del gran clásico sudamericano. Lo hace, tras dejar en el camino a una digna selección venezolana, que llegado el momento no encontró respuesta a la mayor solidez de un equipo argentino que sigue esperando a Leo Messi.

Comienzo arrollador. Argentina comenzó el partido presionando a la defensa venezolana que se mostraba sin reacción. A los dos minutos, tras pase de Martínez, Agüero remató cruzado y tapó el arquero Fariñez. A los 6', cabeceó Otamendi, rozó en un rival y el intento salió desviado. Segundos después, ganó de alto Martínez, y Pezzella, solo, se llevó el esférico por delante. Con desviarla, alcanzaba para convertir.

A los 9' llegó el desahogo: Lautaro Martínez desvió de taco (y caño al arquero) un remate de Agüero y puso el 1-0.

A partir de allí, el encuentro se hizo más cortado y disputado, aunque el conjunto albiceleste mantuvo el control del desarrollo por actitud. Los dirigidos por Dudamel eligieron el sector que defiende Foyth, a través de Machis, para lastimar. Pero recién provocó una oportunidad concreta de gol a los 39', con un cabezazo de Chancellor que se marchó por encima del travesaño.

Hasta el final de la primera etapa quedó la sensación de que si Argentina aceleraba, podía ampliar el marcador. Pudo lograrlo dos veces, con un cabezazo de Pezzella sin puntería, y con un centro quirúrgico del "Huevo" Acuña, que Lautaro Martínez, el mejor del equipo, no logró conectar.

Cerró la llave. En la segunda parte, Argentina decidió compartir más la pelota, un poco por la dificultad para sostener el ritmo, otro tanto para intentar aprovechar la velocidad en el contragolpe.

Empero, de a poco fue creciendo Venezuela, sobre todo a partir del ingreso de Soteldo y el juego comenzó a inclinarse de lado venezolano.

Por eso,  Scaloni decidió mover el banco de juego: primero entró Di María por Lautaro Martínez y luego apostó por el control de Lo Celso en lugar de Acuña.

La alarma sonó a los 70 minutos de juego, cuando Hernández pisó el área y remató de derecha, obligando a una buena atajada de Franco Armani. Pero fue, desgraciadamente, Fariñez, el arquero venezolano, quien le inyectó alivio al combinado argentino.

A los 74', De Paul presionó, Agüero tenía opciones de pase pero remató, el arquero (que venía siendo el mejor del equipo en el certamen) dio rebote, y Lo Celso firmó el 2-0. Y le bajó la persiana al partido. 

La "Vinotinto", que avanzó a esta instancia como segundo de Brasil en el Grupo A y había demostrado que ya no es la "Cenicienta" del torneo gracias a su buena camada de jóvenes talentos (fue subcampeón Sub 20 en 2017), no fue el "cuco" que suponía gracias, sobre todo, a la disposición al esfuerzo, solidaridad y presión de Argentina, que todavía no usó a su as, Lionel Messi, para ganar.

Messi se hace esperar. La 'Pulga' no fue, otra vez con Argentina, el meteorito del Barsa que se desliza entre rivales con el balón pegado a los pies como si tuviera velcro en las botas. Pero estuvo más presente que en otros partidos. Quiso, de alguna manera, reivindicarse con la Albiceste, un borrón en una carrera perfecta.

Antes del partido, hasta entonó el himno, cosa que nunca hace.

Clásico sudamericano. El martes tendrá en semifinales su prueba de fuego contra Brasil, en una final adelantada de la Copa América, en el estadio Mineirao, el mismo en el que Alemania humilló 7-1 a la Canarinha en semifinales de 'su' Mundial de 2014.

Brasil, precisamente, sufrió el jueves pero terminó festejando el pase a semifinales tras vencer en penales 4-3 a un aguerrido Paraguay tras empate a cero en los noventa minutos en el Arena do Gremio, en Porto Alegre. La Canarinha no pudo vulnerar la muralla que le puso Paraguay -que jugó más de media hora con un hombre de menos por la expulsión de Fabián Balbuena a los 58 minutos- y terminó festejando desde el punto de sentencia. 

"Los traumas en la vida hay que sacárselos de encima. Hoy merecidamente hemos sacado ese trauma que teníamos de dos eliminatorias que nos fuimos a casa con ese equipo", afirmó Dani Alves después de eliminar a Paraguay.


"Nos costó mucho establecernos en el partido y cuando nos fuimos a dar cuenta el resultado estaba en contra y (el partido) fue más cuesta arriba".

Rafael Dudamel
Técnico de la Selección Venezolana

"Estamos contentos por el pase. Creo que hicimos un buen partido a pesar de que nos quedamos un poco después de convertir el primer gol. El equipo se va encontrando de a poco y eso es bueno".

Lionel Messi
Jugador de la Selección Argentina

"Somos Argentina y cuando hay partidos de eliminación directa nos hacemos fuertes. 
Se está formando un lindo grupo y tenemos jugadores adelante que hacen la diferencia".

Sergio Aguero
Jugador de la Selección Argentina


Argentina - Brasil
105 años de rivalidad sudamericana 

La historia de los grandes. El primer partido disputado entre la Albiceleste y la Verdeamarela fue en 1914, un amistoso en Buenos Aires que acabó con la victoria de los locales por 3-0.

En estos 105 años de rivalidad, aunque en la primera parte del Siglo XX el principal adversario de Argentina fue Uruguay, hasta que Brasil alcanzó la élite del fútbol de la mano de Pelé desde finales de los años 1950, ambas superpotencias sudamericanas se han enfrentado en 110 partidos (aunque cinco de ellos no están reconocidos por la FIFA).

Y el saldo depara una igualdad absoluta: 42 victorias para cada equipo y 26 empates; con 176 goles para Argentina por 171 de Brasil.

En el Estadio Mineirao de Belo Horizonte se vivirá este martes 2 de julio  (20:30 HB.) un nuevo episodio del Superclásico de las Américas, la mayor rivalidad en el mundo del fútbol, la que protagonizan desde hace más de un siglo Brasil y Argentina.

 

Luis Carlos Lijerón N./Agencias llijeron@eldia.com.bo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día