Siguenos en:
Jueves
 2 de Julio de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Internacional
Expresidente de Perú
Fujimori pide clemencia para 'no morir'
Fue levantado. El exgobernante dice que si vuelve a la cárcel su corazón no resistirá.
Viernes,  5 de Octubre, 2018
Fujimori-pide-clemencia-para--no-morir-
Ref. Fotografia: Partidarios de Fujimori piden su liberación en las afueras de la clínica donde está internado.

El exgobernante peruano Alberto Fujimori (1990-2000) afirmó que si regresa a prisión su corazón "no lo va a soportar" e invocó al presidente Martín Vizcarra y las autoridades del Poder Judicial que "no lo maten".

Pedido a Vizcarra. "Quiero pedirle al presidente de la República y a los miembros del Poder Judicial una sola cosa: por favor, no me maten, si regreso a prisión mi corazón no lo va a soportar, está demasiado débil para volver a pasar por lo mismo", declaró Fujimori en un video difundido en su cuenta oficial en Twitter. El exmandatario, cuyo indulto fue anulado el miércoles por un juez de la Corte Suprema, permanece internado en una clínica de Lima, desde donde agregó: "no me condenen a muerte, ya no doy más".

"Quiero decirles a las autoridades y políticos, por favor no me usen como arma política porque ya no tengo fuerza para resistirlo", señaló Fujimori, quien apareció en el video acostado en la cama de una clínica de Lima en la que fue internado el viernes pasado.

Levantaron indulto. El miércoles pasado, el juez Hugo Núñez, del Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema de Justicia, anuló el indulto otorgado en diciembre pasado a Fujimori por irregularidades en su tramitación y contravenir los compromisos internacionales del Estado peruano en materia de derechos humanos.

El magistrado ordenó la captura de Fujimori para devolverlo a la cárcel de la que había salido hacia poco más de nueve meses, aunque el exgobernante fue internado en una clínica por aparentes problemas de salud causados tras recibir la noticia.

Fujimori fue condenado en 2009 a 25 años de prisión como autor mediato de las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), donde murieron 25 personas a manos del grupo militar encubierto Colina, y otros secuestros considerados crímenes de lesa humanidad.