Siguenos en:
Lunes
 17 de Junio de 2019
Internacional
Tribuna
Los hombres siempre seremos hombres
Sábado,  15 de Septiembre, 2018

Me llamó mucho la atención, de hecho, el revuelo que causó el artículo sobre “Los jueves de ‘frater’” de la señorita Liliana Colanzi, en las redes sociales, de hecho, me enteré mediante ellas. La mayoría de las opiniones que vi, fueron en contra, y había muchas mujeres opinando. Muchas de las respuestas fueron también despectivas y altisonantes, sacaron el “troll” que más de uno lleva dentro.

No soy feminista, siempre lo he dicho. Si me tocase creer en alguna rama del feminismo, o reconocer los méritos que alguna de ellas ha logrado, me inclinaría por el “feminismo liberal”. Me niego aún más a creer en este “feminismo de la tercera ola”, hijo diabólico del marxismo cultural, que actualmente le hace tanto daño a la mujer, y parece querer destruir a su paso todo lo que las anteriores olas emancipadoras han logrado.

No ser feminista, aclaro también, no me convierte inmediatamente en machista: creo en la complementariedad sexual, en que hay cosas que las mujeres pueden hacer muchísimo mejor que los hombres, y a su vez, los hombres podemos hacer cosas muchísimo mejor que las mujeres, creo que tales diferencias hacen a los sexos complementarios, y para nada opuestos.

Esta premisa, que me resulta patética, de estar viendo la relación de ambos sexos en opresor-oprimido, es producto de la sustitución marxista de la lucha de clases, en la que ya nadie creía, por la de asumir luchas de minorías sociales, haciéndolo, lamentablemente, bajo la misma premisa marxisa de la eterna lucha entre “opresores y oprimidos” ahora en nuevas versiones: el feminismo y la ideología de género son sus frentes más visibles y ruidosos.

En fin, los hombres siempre seremos hombres, y las mujeres siempre serán mujeres. Se puede vivir negando la realidad mediante ideologías negadoras y absurdas, valiéndose para ello de algunos inventos científicos (mas no con la Ciencia en sí) para afianzar más el absurdo negacionismo de la realidad de cada sexo, pero la realidad siempre encontrará la forma de golpearnos a todos, con muchísima contundencia, en la cara y nos dirá que es eso, la realidad, por más que la neguemos y pretendamos negarla.

El secreto para resolver las injusticias en la sociedad pasa por redescubrir la dignidad de cada sexo, la dignidad humana en sí, las bellezas de cada uno. Vivir comparándose con los demás, sean de nuestro mismo sexo o no, nos hace ser seres frustrados. Vivir pretendiendo que el otro sexo debe ser igual al mío o inferior, me hace vivir en una constante y absurda postura de vida. En la medida en la que yo descubra que el otro es creación divina, aprenderé a respetarle y amarle, simplemente por existir, y aprenderé a hacerle ver su dignidad, es más duro este camino, sí, pero se puede. Nada más bello comprender e internalizar la dignidad de ser hijos de Dios.

Acerca del autor:
Javier---Gomez-
Javier Gómez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día