Siguenos en:
Martes
 11 de Agosto de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Internacional
En Europa
Terrorismo, prevención de la radicalización
Medidas. Una analista apunta a una mayor coordinación de los diferentes actores de la sociedad europea para buscar soluciones reales profundas a este flagelo.
Domingo,  2 de Septiembre, 2018
Terrorismo,-prevencion-de-la-radicalizacion
Ref. Fotografia: Seguridad. Personal de la Policía custodia la Central de trenes de Amsterdam tras un ataque.

En los últimos años, asistimos en Europa a la desaparición paulatina del terrorismo de naturaleza nacionalista y al aumento de atentados de corte yihadista salafista. Sorprende el extremismo radical de sus autores, a menudo dispuestos a sacrificarse, como se vio en los atentados de Madrid en 2004 o los más recientes en Francia o Inglaterra.

Preguntas. ¿Cómo es posible que más de 40.000 personas de 110 países se apresten a unirse al ISIS en Siria o Irak desde la proclamación del “califato” en 2014? ¿Por qué un noruego de clase media acribilla a balazos a 77 jóvenes en un campamento de verano y sigue enarbolando el saludo nazi sin arrepentirse? ¿Qué lleva a un grupo anarquista griego a atentar con cartas bomba contra su exprimer ministro o sedes de instituciones financieras?

¿Cuál es la mejor solución a esta radicalización?: ¿social, política, policial, judicial o militar? Muchas preguntas sin respuestas claras.

El Consejo de Europa, la institución por excelencia que vela por el cumplimiento de los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho en 47 países que suman 830 millones de habitantes, ha tenido un papel crucial en la lucha contra el terrorismo, su financiación, y la radicalización desde finales de los 70. Ha sido la primera institución en afrontar el terrorismo desde el ángulo de la prevención. Y ya se sabe que siempre es mejor prevenir que curar.

Hay que aclarar que la radicalización que preocupa al Consejo de Europa (CdE) es aquella que conduce a la violencia extrema o al terrorismo. Por sí misma, la radicalización, aunque nos repugne, no es un crimen. Hay que distinguir entre la libre expresión de posturas radicales y los delitos.

Sobre la fina línea roja que los distingue, el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) dice que "la libertad de expresión se extiende a 'informaciones' e 'ideas' que ofenden, chocan o molestan". Véase los casos de caricaturas contra Mahoma o la quema de fotos de jefes de Estado. Es parte del "pluralismo, tolerancia y amplitud de miras sin las cuales no hay una sociedad democrática", continúa el Tribunal.

Respuestas.  Ante causas complejas, las respuestas no pueden ser únicas. Hay que dar la batalla en varios frentes, sobre todo en la sociedad porque la represión penal no basta. Estudios sobre la radicalización recomiendan examinar los procesos de reclutamiento, ya sea en escuelas, centros de detención y prisiones o en internet. En ese sentido, la propaganda de organizaciones terroristas con raíces en el extranjero pero que operan en Europa -como el ISIS o Al Qaeda- ha sido muy efectiva, dirigida también a mujeres y niños.

La renovada Estrategia de lucha contra el terrorismo del CdE (2018-2022) está basada en la prevención, enjuiciamiento y protección, incluida la asistencia a víctimas. Siempre desde el respeto escrupuloso de los derechos humanos y el estado de derecho.

En Europa no caben excepciones a los derechos básicos (la vida o integridad física). Nadie -tampoco los terroristas- puede ser ejecutado ni torturado. Por ello, el Tribunal de Estrasburgo, añadiendo a las condenas anteriores de Polonia y Antigua República Yugoslava de Macedonia, ha condenado este año a Lituania y Rumania por entregar a la CIA detenidos que fueron llevados a cárceles secretas en suelo europeo antes de su destino final en Guantánamo.

Sobre la prevención, la Estrategia apunta a detectar el riesgo y actuar antes de que comportamientos radicales se conviertan en crímenes -incluidos los “lobos solitarios”-. Es esencial que se involucren autoridades judiciales y fuerzas del orden, como docentes, entrenadores deportivos, trabajadores sociales o personal sanitario. Con la relevancia de internet y medios sociales, la implicación de corporaciones tecnológicas es también clave.

Es necesario que actores locales, nacionales e internacionales aúnen esfuerzos. Asumiendo que la tarea es difícil y el riesgo Cero no existe, podemos crear entornos favorables, sociedades más tolerantes y menos desiguales, así como combatir la radicalización violenta desde la legalidad.

Para ello la educación en valores y la formación de profesionales son clave. Atajar el discurso de odio y favorecer la integración social de colectivos desfavorecidos (migrantes o jóvenes desempleados) reducirá la tentación de quien(es) se siente(n) excluido(s) de adherirse a causas o grupos violentos. Prevenir siempre es mejor que curar.

47 países 
conforman el continente europeo y todos han participado activamente en la lucha contra el terrorismo.

Eva Pastrana/EFE Directora del Programa HELP
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día