Siguenos en:
Lunes
 9 de Diciembre de 2019
Internacional
El pueblo se rebeló
Horas bajas del presidente de Nicaragua
Revuelta. Seis días de rebelión vivió la gestión de Daniel Ortega. Ahora exigen su renuncia y la de su esposa.
Martes,  24 de Abril, 2018
Horas-bajas-del-presidente-de-Nicaragua
Ref. Fotografia: Saqueos. Los restos que quedaron en un supermercado luego del vandalismo.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se dirigió el domingo a sus compatriotas para anunciar la derogación de las controvertidas reformas de la seguridad social que desataron protestas multitudinarias a partir del pasado 18 de abril, pero también para subrayar que actuaría "con la firmeza correspondiente" con miras a restablecer el orden, enfatizando que "la inmensa mayoría" de los nicaragüenses condenaba los disturbios en los que murieron veintisiete personas y resultaron heridas más de cien. 

Piden dimisión de Ortega y Murillo. Por primera vez en once años, Ortega escuchó a gente pidiendo a gritos su renuncia y la de su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo. La ruptura del diálogo entre el mandatario y el empresariado local es una secuela de la inesperada brutalidad con que policías antimotines y grupos de choque oficialistas arremetieron contra sus compatriotas en diez ciudades. La alianza del exguerrillero con los grupos económicos más robustos de su país, otrora adversarios, es uno de los factores que posibilitaron su prolongada estancia en el poder.

30 comercios saqueados. El presidente Daniel Ortega anunció el domingo que las reformas al INSS fueron revocadas, pero los estudiantes siguieron en sus puestos y demandaron la renuncia de Ortega y su esposa, Rosario Murillo.

Mientras tanto el Nuevo Diario informó que al menos 30 establecimientos comerciales fueron saqueados entre la madrugada y el mediodía del domingo en Managua, la capital del país.

Los comercios saqueados fueron en su mayoría supermercados y tiendas de electrodomésticos.

Poco a poco retornan a la normalidad. La capital de Nicaragua comenzó ayer a retornar a la normalidad, mientras la ciudadanía reinicia sus actividades cotidianas y la gran mayoría de centros de trabajo, de servicios y comercios abrieron sus puertas. En un recorrido por Managua, Prensa Latina pudo constatar el ir y venir de los nicaragüenses, la circulación de buses y taxis, en un ambiente de calma que empieza a reinar en la ciudad tras varios días de elevada tensión social.

30  Personas
murieron víctimas de la represión durante las revueltas.

EFE eldia@eldia.com.bo