Siguenos en:
Martes
 12 de Noviembre de 2019
Internacional
Bajo el Penoco
Antes de partir
Jueves,  23  de Febrero, 2017
Antes-de-partir

El Gobierno ha demostrado que es muy seria y firme su intención de aprobar una ley de la coca, cuya finalidad es incrementar de 12 mil a 20 mil el número de hectáreas permitidas en el país, lo que implicará “blanquear” siete mil hectáreas de la “hoja sagrada” del Chapare, donde legalmente toda la coca debería eliminarse, porque su destino es casi exclusivamente al narcotráfico. La historia ha demostrado que más allá de la ley, de cualquier gobierno y de la voluntad de la comunidad internacional, resulta imposible acabar con la coca en el trópico cochabambino. Cuando alguien intentó hacerlo, no logró otra cosa que darle fuerza política a los cocaleros y el resultado final es por todos conocido. Es obvio que cualquiera que sea el sucesor de Evo Morales tendrá que convivir con el problema, mantener el “tire y afloje” y soportar el eterno juego del gato y el ratón. La cosa puede cambiar si los cocaleros (del Chapare) elevan su apuesta, es decir, si obligan al que venga a enfrentarse con un dilema mayor, que lo fuerce a estrellarse contra los productores de coca. En ese sentido, esas siete mil hectáreas legales podrían entenderse como una bomba de tiempo, una suerte de armadilla que está colocando el régimen antes de su partida.