Siguenos en:
Lunes
 19 de Noviembre de 2018
Internacional
Narcos
“Popeye”, el jefe sicario de Escobar en libertad ¿Cómo será su vida de ahora en más?
Jhon Jairo Velásquez salió de la cárcel después de 23 años. "Tengo 80% de probabilidades de que me maten", habría dicho al abandonar su presidio.
Miércoles,  27 de Agosto, 2014
“Popeye”,-el-jefe-sicario-de-Escobar-en-libertad-¿Como-sera-su-vida-de-ahora-en-mas?
Ref. Fotografia: Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye cuando aún se hallaba en presión

Después de pasar los últimos 23 años en prisión, finalmente Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, recuperó la libertad este martes por la noche. Pero desde hace tiempo la sociedad colombiana se viene preguntando cómo será la nueva vida del exjefe de sicarios de Pablo Escobar.

Tras su liberación, Popeye fue escoltado con un fuerte operativo policial desde el municipio boyacense de Cómbita hasta Bogotá. Si bien todavía no se revelaron detalles sobre cuál será su destino, se cree que sería Medellín o un municipio de Antioquia.

Ante el temor de sufrir un atentado, El Tiempo consigna que es posible que el ex jefe de sicarios solicite a la Fiscalía ser incluido en el programa de protección de testigos, luego de brindar sus testimonios a lo largo de su proceso judicial.

“Cuando vuelva a las calles, tengo un 80 por ciento de probabilidad de que me maten y un 20 por ciento de coronar”, había declarado Velásquez seis meses atrás, en una entrevista para la revista Proceso (México).

En ese caso, fuentes de la Fiscalía revelaron que la libertad implicaría que el ex jefe de sicarios, quien confesó 300 asesinatos cometidos directamente por él, acepte tener una vida en el anonimato, en un lugar apartado y lejos de sus seres queridos.

Incluso en prisión pasó los últimos nueve años como el único preso en el pabellón de recepciones por temor a que lo mataran. Allí sólo se le permitía hablar con los guardias y los trabajadores sociales.

Por su parte, al no tener un pedido de extradición por narcotráfico, podría solicitar un pasaporte para poder viajar al exterior o, en caso de sentirse amenazado tras su libertad, también podría pedir asilo. Sin embargo, esta decisión queda bajo total responsabilidad del gobierno.

De todas formas, las autoridades colombianas reconocieron que, debido a los delitos que cometió que fueron calificado de lesa humanidad, se le podrían cerrar las puertas de otros países.

Ahora Popeye será sometido a más de dos años de prueba (52 meses y 22 días), en los que deberá certificar su buen comportamiento. Además, su libertad fue condicionada al pago de nueves millones de pesos.

 

Agencias/El Día

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día