Siguenos en:
Jueves
 20 de Septiembre de 2018
Internacional
Editorial
El rumbo de América latina
Jueves,  28 de Marzo, 2013

El papa Francisco no deja de sorprender con sus gestos de sencillez y lo que admira más que nada es justamente la sorpresa de quienes seguramente están acostumbrados a relacionar el poder con la ostentación, la vanidad y el lujo. Pero Jorge Bergoglio no es nuevo en esto de comportarse racionalmente ya que en Buenos Aires, siendo Arzobispo y Cardenal, renunció a los autos y los departamentos de lujo que le proporcionó la curia y optó por el transporte público y un pequeño departamento, tal como lo ha hecho ahora en su puesto de máximo líder católico.

No se puede dejar de poner atención a la trascendencia que tiene la conducta de una figura de la talla del papa en un mundo en el que el derroche está causando estragos que amenazan la propia supervivencia humana. Hay amenazas de escasez de alimentos en el mismo planeta en el que casi la mitad de la comida termina en la basura porque no cumple ciertos estándares de “calidad” que tienen mucho más de forma que de fondo. Cada seis segundos un niño muere de hambre en el mundo y al mismo ritmo la gente es víctima de enfermedades graves causadas por el sobre ingesta de comida.

La primera gira del papa será por América Latina, un continente que ha experimentado mejoras notables en su calidad de vida y en la superación de la pobreza, pero que al mismo tiempo ofrece señales preocupantes propias del nuevo rico que derrocha sin buscar el equilibrio y en todo caso, corre el peligro de profundizar los abismos sociales que despiertan amenazas muy grandes como la inseguridad y el retorno de las convulsiones sociales.

El auge de los precios de las materias primas que exporta la región acecha contra el medio ambiente por la sobre-explotación de los recursos,  fenómeno  agudizado por una “reprimarización” de las economías, pues no se vuelcan suficientes recursos en la diversificación de las actividades productivas y mucho menos en la capitalización de los recursos humanos. Expertos en economía creen que este auge latinoamericano puede ser pasajero y conviene actuar con prudencia y sabiduría para que los extraordinarios flujos de dinero se traduzcan en valores perdurables que permitan el florecimiento de sociedades más racionales y equilibradas.

Y vaya que en el continente hay mucho qué aprender en este aspecto para no dejarse llevar por la avalancha exitista que nos conduce al derroche innecesario. Empezando por los líderes de los países que parecen comportarse de manera infantil, como lo hizo recientemente la presidenta brasileña Dilma Rousseff, que en su visita a Roma mandó a reservar 52 habitaciones en un hotel de lujo y alquilar 17 automóviles que utilizó su comitiva. O como procede su colega argentina, Cristina Fernández, que jamás repite vestuario, que se traslada en helicóptero de su casa a su oficina y que deslumbra a las artistas de cine con sus gustos estrafalarios; Evo Morales, que se lleva cien acompañantes al velatorio de Hugo Chávez, que hace 250 viajes al exterior por año y que tira más de cinco millones de dólares anuales en transmisiones por televisión; Chávez que escandalizaba con su vida de estrella de Hollywood, mientras predicaba que “ser rico es malo”; o el presidente de Nicaragua, que le compra un Porsche a su hijo y 400 vestidos a su esposa, pese a que su país es uno de los más pobres de América Latina.

Expertos en economía creen que este auge latinoamericano puede ser pasajero y conviene actuar con prudencia y sabiduría para que los extraordinarios flujos de dinero se traduzcan en valores perdurables que permitan el florecimiento de sociedades más racionales y equilibradas.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día