Siguenos en:
Martes
 19 de Enero de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Economía
El tacú de papel
El alimento de los dioses
Viernes,  22 de Junio, 2012

Las crónicas terrestres hablan de la búsqueda incesante del alimento perfecto, el que consumían los dioses de la Tierra. Los relatos de la antigüedad son muy explícitos al señalar las frecuentes sorpresas de los descubridores de tierras nuevas, o de los conquistadores que, de pronto, encontraban delicias alimenticias de inenarrable sabor en territorios vírgenes. En su momento la naranja se conoció como el fruto de oro. Resulta comprensible el asombro de los hombres de la época al descubrirse las especias, que cambiaron para siempre los gustos culinarios y revolucionaron la gastronomía. ¿Se imagina usted las comidas sin pimentón, ají, comino, pimienta, anís y otras especias?

Más que en África, inmenso continente de mil misterios, fue en América, el Nuevo Mundo, donde las sorpresas maravillaron a los europeos, especialmente desde el anuncio oficial del descubrimiento del continente por Colón. Se sabe, sin embargo, que existen evidencias abrumadoras del paso de otros seres humanos por las Américas, antes de Colón. Pero, volvamos al alimento perfecto del que nos hablan las crónicas terrestres. Un asombro mayúsculo fue el hallazgo del maíz, el único cereal que consumían los hombres de los andes americanos, pero el mejor. Se comprende que,  dadas las características topográficas del continente, solo se haya cultivado el maíz.

Los amables lectores deben asumir que cuando se habla de América no sólo se refiere al territorio de Norte América, donde ahora está Estados Unidos, sino que se hace hincapié en las extensas tierras que van desde la Tierra de Fuego (Finis Terra) donde viven los Onas, hasta el Polo Norte. Los conquistadores y colonizadores que llegaron del Viejo Mundo se apropiaron de las riquezas naturales de los pueblos aborígenes y también del saber popular. Todo lo que no les convenía, social, política y económicamente, trataron de destruirlo, enarbolando las banderas de su cultura y su religión. Americanos somos todos, y no sólo los estadounidenses. No lo olviden nunca, porque el expolio continúa.

Cuando Colón descubrió el chocolate (ka-ka-wa) en una canoa en tránsito por el Caribe, el cacao era un alimento de amplio consumo en la región, pese a que antes estaba destinado exclusivamente a los soberanos y los componentes de su corte. Por un tiempo se creyó que el chocolate era el alimento de los dioses. Sin duda que su sabor, unido al agregado del azúcar, otro producto que cambió la dieta de los habitantes del planeta, desató un consumo masivo en Europa por sus propiedades alimenticias y su sabor encantador. Aún así, los científicos se han sorprendido de las características de la carne sin colesterol de la llama, un auquénido de carga cuya carne consumen en los Andes.

En las grandes alturas, la carne de llama resulta fundamental para la sobrevivencia porque no afecta al corazón. También en el Ande se encontró la quinua. Un falso cereal calificado de alimento perfecto por ser completo en proteínas, aminoácidos, calorías, minerales y otras increíbles propiedades. La han llamado “grano de oro” andino.

Los que saben están sorprendidos. ¿Es el alimento de los dioses? ¿Cómo lo trajeron? ¿Quién impulsó su siembra? La quinua será protegida al ser enviada al Banco Mundial de Semillas. La NASA, mientras tanto, prepara para sus astronautas alimentos en base a la quinua, para los viajes largos al espacio. Resulta perfecta, afirman. Entre nos,sabemos que es un regalo y alimento de la diosa de la Tierra, así lo señalan las voces del tiempo.
 

Acerca del autor:
Fernando-Luis--Arancibia-Ulloa-
Fernando Luis Arancibia Ulloa
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día