Siguenos en:
Domingo
 13 de Octubre de 2019
Portafolio
Periodistas huyen de Japón ante peligro de radiación en Fukushima
Según narró David Jiménez, reportero de ‘El Mundo’, un grupo de hombres de prensa abandonó el país asiático ante el temor de un desastre.
Miércoles,  16 de Marzo, 2011
Periodistas-huyen-de-Japon-ante-peligro-de-radiacion-en-Fukushima

Hay periodistas especializados en cubrir guerras, revoluciones sociales e incluso desastres naturales como terremotos y tsunamis, pero la alarma que existe en Fukushima, en el norte de Japón, les ha puesto un nuevo reto que no todos están superando con éxito: una crisis nuclear.

Según el testimonio del reportero David Jiménez, del diario español “El Mundo”, ninguno de los hombres de prensa asignados a Sendai la ha vivido antes y si las balas se ven o se oyen, a la radiación no hay forma de sentirla. “Y es esa incertidumbre lo que ha hecho perder los nervios incluso a los más experimentados reporteros”, contó.

Entre ellos, hay los que abandonaron ayer el epicentro del terremoto de 8,9 grados que sacudió Japón el último viernes y que se tomaron toda una noche para llegar a un aeropuerto e irse del país. Otros se trasladaron a zonas seguras o hay quienes se niegan a abandonar la habitación de su hotel.


REGLA DE COBERTURA


Además, Jiménez en su relato señaló que cuando se hacen este tipo de coberturas periodísticas -desastres, guerra y, en esta especial situación, una crisis nuclear- la única regla que hay es no quejarse de nada.

“No te quejes de tu situación, de no lavarte en días, dormir en cualquier sitio o interrumpir la crónica cada vez que una réplica del terremoto te mueve de la silla. Te rodean miles de personas que están mucho peor que tú, que han perdido seres queridos y no tienen hogar. Tú, después de todo, terminarás tu trabajo y te marcharás a casa”, sostuvo.

MIDEN EL NIVEL DE RADIACTIVIDAD

Así como hay reporteros que se fueron, hay de los que se quedaron y al igual que dos fotógrafos que se acercaron excesivamente a la central nuclear y, ahora, presentan niveles de radiación superiores a los normales, ellos también arriesgan sus vidas.

Un ejemplo de la situación de incertidumbre por la que pasan los hombres de prensa en Fukushima se vio graficada por un tuit que el corresponsal del diario inglés “The Guardian”, Jonathan Watts, escribió: “revisando la última información sobre niveles de radiación y dirección del viento antes de decidir si salgo a recoger información”.

Otra historia que Jiménez contó fue que el “The New York Times” ha enviado a sus reporteros en Japón material para medir la radiactividad y fármacos para contrarrestar sus efectos. /ElComercio.