Siguenos en:
Lunes
 2 de Agosto de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Economía
Nativos digitales
Economía en línea
Domingo,  5 de Septiembre, 2010

Primera escena: Llega el nuevo computador a la  casa, el propietario desempaca el equipo y comienza a leer un grueso manual en letra súper menuda y redactado o traducido por algún un chino que detesta la sintaxis y la ortografía.  Con suerte le tomará toda la tarde descubrir cómo encender el ordenador. Segunda escena: Arriba la compu, el joven de la casa abre la caja de la máquina, la instala y comienza a manejar el equipo, naturalmente, en quince minutos. Si Usted pertenece al segundo grupo puede considerarse en un nativo digital. En la primera situación es probable que sea un Neandertal digital. Ahora bien, puede que Usted esté en un punto intermedio en cuyo caso puede considerase un inmigrante digital.  Mark Prensky acuñó estos términos para describir a los habitantes de la era de la revolución tecnológica que vivimos.
Los nativos digitales, que generalmente son nuestras niñas(os) y/o adolescentes,  ya nacen con chips diferentes que les permiten interactuar con el Internet, los teléfonos móviles, los mp3, mp4 y otras tecnologías de la información con una facilidad envidiable. Para ellos, el mundo es su espacio de juego, socializan y aprenden a través de la red, crecen de otra manera, más aún tienen identidades digitales y formas de entender el mundo muy diferentes de los inmigrantes cibernéticos, para quienes la tecnología es un fastidio y creen que es cool no tener celular.  ¿Qué tipo de economía y educación estamos ofreciendo a estas nuevas generaciones?   Por estas tierras de Dios, quienes administran el poder  están en etapas anteriores porque aún funcionan con el chip de rentismo y de la economía de los recursos naturales. En cuanto en el mundo de cibernético, la generación de riquezas está en la nueve del Internet, por estos parajes revolucionarios,  se apuesta a seguir viviendo de las tisidas, siras o supis  de la Pachamama.  El museo del desarrollismo estatista presenta como una gran novedad las nacionalizaciones y expropiaciones. El Estado recupera todo lo que fue suyo,  se pregona a los cuatro vientos. En la lista de la nacionalizaciones están: fábricas de helados, leche, cadenas, terminales de buses, aserraderos, hoteles, fábricas de té. Ya se preparan sendos discursos para recuperar la fábrica de pollos vendida por los gallos neoliberales. Es la modernidad chuta que multiplica empresas sin mercados y construye aeropuertos donde llegarán cuatro aviones al día, siendo uno de ellos: el nuevo juguete del dueño del árbol del poder.   El ecosistema que se construye el gobierno nacional, con bombos y platillos, lamentablemente, desde el punto de vista económico, es obsoleto y disfuncional para la nuevas generaciones digitales.
¿Qué país deberíamos construir para nuestros nativos cibernéticos? Pues uno que apueste de manera radical y obsesiva al capital humano a través de una educación con un fuerte componente de tecnologías de la información. Es conocido que la inversión social destinada al capital humano tiene un doble objetivo, aumentar la productividad de la economía y al mismo tiempo, mejorar la calidad de vida de grupos sociales más pobres.  Para resaltar la importancia de la educación me permito transcribir algunas ideas de Sergio Fajardo un matemático colombiano y alcalde de Medellín: “Tenemos que pasar de mirar la educación como uno de tantos programas en una administración, a ponerla en el centro de la construcción social y convertirla en columna vertebral de la política. Necesitamos descubrir y hacer explícitas las múltiples formas como la educación aparece en los aspectos fundamentales de nuestra vida. Debemos salirnos del marco restringido de la educación, entendida como el proceso de asistir a un aula para aprender algo, y convertirla en verdadero motor de la actividad social. (…) Al proponer la educación como elemento central en la transformación de nuestra sociedad, sabremos en qué dirección vamos y, por lo tanto, la política misma se convertirá en actividad educadora, y a los políticos les corresponderá buena parte del liderazgo pedagógico de la sociedad”.
Ahora, los nativos digitales producto de la innovación educativa y motores del desarrollo social viven en territorios inteligentes que son espacios urbanos o rurales que buscan sintonizar competitividad económica, cohesión social y sostenibilidad ambiental. En los territorios inteligentes habitan grupos sociales e instituciones creativas, que son la energía y motores de la economía creativa. En los territorios inteligentes habitan las sociedades del conocimiento y ésta es una manera innovadora de encarar el desarrollo local, de ver el tema productivo vinculado a la revolución tecnológica.
Los actores de una economía creativa son los nativos digitales, quienes vinculan la ciencia, la tecnología, el arte, la historia, los medios de comunicación, la cultura, el turismo, los servicios financieros, la arquitectura, el entretenimiento, el activismo social, al mundo digital y apuestan a la competitividad y solidaridad social. En las economías rentistas sobreviven los Neandertales de la era digital que buscan detener el futuro colocando la cabeza en las entrañas de la tierra como los avestruces.  
 

Acerca del autor:
Gonzalo-Chavez-
Gonzalo Chavez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día