Siguenos en:
Domingo
 20 de Octubre de 2019
Portafolio
Con comida sana, más rendimiento
El orden en los horarios de alimentación y el consumo equilibrado de vitaminas, minerales y proteínas dan bienestar físico y lucidez mental al universitario.
Domingo,  18 de Abril, 2010
Con-comida-sana,-mas-rendimiento

Hoy en día los universitarios están acostumbrados a comer fuera de sus hogares por las exigencias del estudio, tareas, trabajo u otras obligaciones. Esto hace que se alimenten consumiendo comida chatarra e incluso fuera de horarios.
Karen Guerrero, estudiante de Nutrición de la UEB, comentó que el rendimiento en el estudio es esencial como también una alimentación equilibrada. Es por eso que se debe de respetar el consumo del desayuno, el almuerzo, la merienda y en algunas ocasiones la cena.
Mónica Saavedra, nutricionista de gimnasio “Rey David” argumentó  que la elección de los alimentos que haga un universitario influye en la lucidez que él tenga durante las clases. El problema no es sólo el de comer comida chatarra, sino más bien de obtener las proteínas correctas, como también los hidratos de carbono y los minerales que necesita el cuerpo humano sometido a una etapa de desarrollo.
Las vitaminas y los minerales hacen falta para protegernos de las enfermedades. No por eso los estudiantes debe salir a comprar vitaminas y suplementos porque es mucho mejor que los obtengan directamente de los alimentos. Esta es la mejor manera de comer sano y equilibradamente.
Comer por ansiedad y a toda hora genera digestiones pesadas que, mezcladas con el estudio, restan capacidad de concentración, vitalidad y en ocasiones provoca insomnio. Es por eso que los estudiantes deben cuidar su alimentación, estar en forma mental para cumplir con las clases, las tareas y los exámenes. Estas actividades exigen un óptimo rendimiento y los buenos hábitos en la alimentación  ayudan, explicó Mónica Saavedra.
Carlos Vargas, alumno de agropecuaria, dijo que no desayuna regularmente porque estudia por las mañanas, sale rápido de casa y que los alimentos del comedor universitario no siempre satisfacen su gusto. A veces acude a otros lugares.
Un estudiante debe tener una alimentación equilibrada y diversificada, una simple deficiencia en vitaminas puede originar la falta de energía y vitalidad. Por eso una buena dieta alimentaria de estudiante debe tener verduras, frutas, carne, huevos, productos lácteos, pan integral, cereales y al menos un litro y medio de agua por día. Raúl Mamani, jefe de carrera de Psicología de la UEB, alertó que son motivo de una alimentación deficiente algunos posibles problemas en los hogares, con amigos y compañeros. La mala alimentación provoca depresión y que los alumnos lleguen a perder el apetito, lo cual afecta en el momento del estudio porque la debilidad disminuye la atención en clases.
Tomar en cuenta la voz de los especialistas ayudaría a mejorar los hábitos y a garantizar un buen rendimiento académico.