Siguenos en:
Lunes
 30 de Marzo de 2020
Portafolio
Repercución en la región
Latinoamérica y la fortaleza del dólar
Analistas. Puede haber efectos negativos por esto, como una inflación ligeramente más alta y aumento de las tasas de interés.
Jueves,  4 de Julio, 2019
Latinoamerica-y-la-fortaleza-del-dolar
Ref. Fotografia: Situación. Las economías latinas tienen mayores montos de deuda en moneda extranjera.

Hace un año, los argentinos que querían comprar dólares para salir al extranjero debían pagar 18 pesos por unidad. Hoy en día, ese mismo billete verde cuesta 42 pesos, más del doble. Algo parecido ha ocurrido con el real brasileño y en menor medida con el peso mexicano y otras monedas latinoamericanas en una tendencia que se repite en casi toda la región. Bolivia, Paraguay, Uruguay, Colombia, Chile, Nicaragua, Venezuela y en menor medida Perú, Honduras o Costa Rica, entre otros países, han notado los efectos de un dólar más potente. Ecuador, El Salvador y Panamá son economías dolarizadas.

Las implicaciones. Esta fortaleza del dólar, que se refleja en los tipos de cambio, tiene implicaciones negativas y positivas al mismo tiempo para cualquier economía. 

Lo que beneficia a un sector, daña el poder adquisitivo de otro.

Si es bueno para quienes reciben remesas, es malo para los que quieren viajar o hacer negocios en el exterior. 

Las empresas y los gobiernos tienen que lidiar también con un fenómeno que afecta a todos los aspectos de la economía.

Importar petróleo o gas, repagar deuda o contratar servicios en el exterior puede costar más o menos en función de los tipos de cambio.

Crecimiento robusto. "El dólar actualmente está fuerte porque la economía de Estados Unidos sigue creciendo de manera más robusta y más rápida en términos relativos que muchos otros países", explica Monica de Bolle, investigadora principal del Instituto Peterson para la Economía Internacional y directora de estudios latinoamericanos en la Universidad Johns Hopkins, en EE.UU.

Y es que lo que sucede en Estados Unidos sigue afectando, y mucho, a las economías de Latinoamérica.

Contrapartida. Pero aunque la economía se vuelva más dinámica, la subida del dólar hace inevitablemente que los bancos centrales analicen con lupa la inflación.

"Con una depreciación del tipo de cambio frente al dólar, los consumidores verán aumentar el precio de los productos importados", afirma Nereida González, analista del área de mercados de la consultora Analistas Financieros Internacionales (AFI). 

"Y esto se traduce en un incremento de la inflación y una pérdida de poder adquisitivo", dice González.

6,96 Bolivianos 
está el tipo de cambio para la venta del dólar en Bolivia

BBC eldia@eldia.com.bo