Siguenos en:
Lunes
 21 de Octubre de 2019
Portafolio
Informes de la OCDE y la ONU
Rebajan las expectativas de crecimiento de la economía mundial
Ralentización. Atribuyen a las guerras comerciales y los fenómenos climáticos las bajas previsiones a escala global del desarrollo económico este año.
Miércoles,  22 de Mayo, 2019
Rebajan-las-expectativas-de-crecimiento-de-la-economia-mundial
Ref. Fotografia: Foro. Ejecutivos de OCDE y la ministra española de Economía en un debate sobre la situación financiera global.

La ONU empeoró ayer sus expectativas para la economía mundial y anunció que espera un crecimiento del 2,7 % este año y del 2,9 % el próximo. Asimismo, según las últimas Perspectivas Económicas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el crecimiento global se desaceleró drásticamente a fines de 2018 y ahora se está estabilizando en un nivel moderado, sin embargo, los crecientes conflictos comerciales y las vulnerabilidades financieras amenazan con un nuevo debilitamiento al socavar la inversión y la confianza en todo el mundo. 

Debajo del 3%. En una revisión de sus previsiones económicas, la organización modificó a la baja las cifras que había publicado en enero -cuando esperaba que el mundo avanzase un 3,0 % tanto en 2019 como en 2020- como consecuencia de las tensiones comerciales y la incertidumbre política. La coyuntura, una confluencia de factores internos y externos, afecta a la mayor parte de economías desarrolladas y en desarrollo, según Naciones Unidas.

Así, tras crecer a un 3,0 % durante 2018 según las cifras de la ONU, la economía mundial moderará el ritmo a un 2,7 % este año a tenor de estos cálculos, que refuerzan la teoría de que el actual ciclo de crecimiento ya ha tocado techo.

Naciones Unidas prevé para 2019 un crecimiento del 2,3 % en Estados Unidos, del 1,5 % en la Unión Europea, del 0,8 % en Japón o del 1,4 % en Rusia.

La OCDE, a su vez, prevé que la economía mundial crecerá un 3,2% en 2019 y un 3,4% en 2020. Las Perspectivas Económicas incluyen revisiones a la baja para muchas economías importantes y advierte que las actuales tasas de crecimiento no bastan para generar mejoras significativas en el empleo o el nivel de vida.

Latinoamérica, a la cola. Mientras, el conjunto de las economías en desarrollo progresaría un 4,1 %, con Latinoamérica y el Caribe aún a la cola, con un crecimiento de solo el 1,1%. Por su parte, la OCDE revisó a la baja la previsión de crecimiento para 2019 de México, Brasil, Argentina, Chile y Costa Rica, mientras que previó una aceleración de la economía en Colombia. Para México, expertos de la OCDE sostienen una expectativa de crecimiento del PIB de 1,6% para el 2019 y 2% para el 2020. Estos pronósticos consignan recortes de 4 décimas de punto para este año y 3 décimas menos para el 2020 respecto de los divulgados en marzo.

Los ajustes en los pronósticos fueron conducidos por “el deterioro de la confianza empresarial” ante la incertidumbre política y las tensiones comerciales y enfatizan que “el crecimiento será demasiado moderado como para permitir que se reduzcan las altas tasas de informalidad”.

En el caso de Chile, la proyección pasó de 3,7% a un 3,2% para este año, principalmente como consecuencia de las trabas políticas para el comercio internacional.

Sin embargo, el informe destaca que la economía chilena se mantendrá "sólida" este año y el siguiente, con un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) por encima del 3 % gracias a las buenas condiciones del sector financiero y a los precios del cobre.

Para Brasil, la OCDE redujo en 0,5 puntos la estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto, al 1,4%. Para 2020 el corte fue menor, de 0,1 puntos, al 2,3%.

En cuanto a Argentina, el organismo destacó que el PIB argentino caerá un 1,8% en durante el año 2019, una décima menos de lo que había previsto en noviembre del año pasado, pero mantiene su proyección de la salida de la recesión en 2020, con un crecimiento de 2,1%.

En Costa Rica, la OCDE redujo también las perspectivas de crecimiento para 2019, aunque aplaudió que la consolidación fiscal del país haya progresado y permitido recaudar ingresos adicionales para menguar la elevada deuda pública. El pronóstico es de una suba del 2,7% (frente al 3% en el informe anterior) en 2019 y 3% en 2020.

La guerra comercial. Las Perspectivas Económicas apuntan a que el principal factor que lastra la economía mundial son las persistentes tensiones comerciales. Prevén que el comercio mundial -elemento clave de la economía internacional- crecerá ligeramente por encima del 2% este año, lo que supondría su tasa más baja en una década. En ellas se destaca que el ciclo de disputas comerciales en curso está afectando al sector manufacturero, alterando las cadenas de valor mundiales y generando una enorme incertidumbre que influye en las decisiones de inversión, a la vez que se hace énfasis en el riesgo de que se produzcan nuevas perturbaciones. 

En plena batalla entre Estados Unidos y China, Naciones Unidas proyecta que el comercio mundial crecerá en 2019 un 2,7 %, claramente por debajo del 3,6 % del año pasado.

La ONU advierte que, de seguir aumentando los aranceles y las medidas de respuesta entre las grandes potencias, también pueden sufrir las economías menos desarrolladas, sobre todo aquellas cuyas exportaciones dependen en gran medida de esos países.

3,2 Por ciento 
Crecerá la economía global según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

2,7 Por ciento 
La ONU anunció que espera ese crecimiento para este año y 2,9 % el próximo.

 

Piden bajar la tensión en la 'guerra' económica

En su informe semestral de Perspectivas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calcula que más fricciones entre Estados Unidos y China podrían restar seis décimas al producto interior bruto (PIB) mundial en dos o tres años.

Por eso reclama a los gobiernos -en un mensaje especialmente dirigido a la administración de Donald Trump, sin nombrarla- que de forma urgente "utilicen todas las herramientas políticas a su disposición" para retomar las negociaciones comerciales multilaterales, algo que considera "imperativo".

El argumento para convencer a Estados Unidos es "la interdependencia de las economías" que funcionan con cadenas de producción transfronterizas, es decir que al final la ralentización global acabará por afectarle.

El PIB estadounidense crecerá este año un 2,8 %, una décima más de lo que se había anticipado hace seis meses, y un 2,3 % en 2020. /EFE

Desglose

Consejos. En el informe Perspectivas Económicas, expertos de la OCDE instan a los gobiernos a que actúen para garantizar una mayor solidez del futuro económico. Piden que se retome la cooperación internacional y el diálogo multilateral con miras a reactivar el comercio.

Advertencia. La ONU avisa de que la flexibilización de las políticas monetarias adoptadas por algunos bancos centrales en diferentes países, en respuesta al escaso crecimiento, pueden producir desequilibrios financieros si continúan durante un periodo prolongado.

Asiáticos. En cuanto a las economías en desarrollo, las regiones de Asia Oriental y Meridional han continuado en una trayectoria de crecimiento relativamente fuerte, con un crecimiento del 5,8 % y el 5,6 % en 2018, respectivamente. 

Pobreza. Se prevén nuevas disminuciones o un débil crecimiento del ingreso per cápita en 2019 en África Central, Meridional y Occidental, Asia Occidental y América Latina y el Caribe, donde reside casi una cuarta parte de la población mundial que vive en la pobreza extrema.

Secuelas. Los efectos de la brusca caída de los mercados de productos básicos en 2014/15 también siguen afectando la balanza fiscal y la balanza de pagos y esa caída también trajo consigo un aumento del nivel de la deuda de esos países.

Materias primas. Muchos países exportadores de productos básicos, en particular los exportadores de combustible, se recuperan gradualmente, aunque siguen expuestos a la volatilidad de los precios internacionales de los comodities.

Europa. Llaman a combinar las reformas estructurales en los países de la zona euro. Esta debería centrarse en las redes digitales, de transporte y energía, así como en la educación, la formación y las reformas de la competencia que requiere la economía del siglo XXI.

Previsión. Argentina saldrá en forma progresiva de la recesión con tasas trimestrales de crecimiento que volverán a ser positivas este mismo año, gracias al empuje de las exportaciones, y el país crecerá 2,1% en 2020, estimó la OCDE en su informe semestral.

 

EFE/América Economía eldia@eldia.com.bo