Siguenos en:
Miércoles
 21 de Octubre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Economía
Tribuna
Fuerza de voluntad y subdesarrollo
Sábado,  14 de Abril, 2018

Veámoslo con este clásico ejemplo de la psicología: un adicto, léase borracho, drogadicto, etcétera, tiene la fuerza de voluntad suficiente para conseguir aquello que satisface su adicción, por eso hay personas que han sido capaces de prostituirse, es decir, vender lo más sagrado que cada uno tiene, su propio cuerpo, para obtener drogas. ¿Tienen fuerza de voluntad? Sí, pero mal encaminada, no con el propósito de dejar la adicción sino de satisfacerla.

Lo mismo pasa con el subdesarrollo: todo sistema de jerarquía y configuración humana se basa en los valores y principios que inculca (introyecta) en sus ciudadanos. Si la estructura es de subdesarrollo, es de esperar que no sean los valores más adecuados para el pleno desarrollo humano de sus miembros.

Una estructura de subdesarrollo es corrupta; si es comunista, es aún peor. Desde que el comunismo se implanta, empieza a instaurar patrones de modelamiento psicológico que apuntan a desmembrar la familia, atacar a la Iglesia, atomizar a sus individuos e introyectar en todos sus ciudadanos una especie de “policía mental/jaula” con la cual el individuo sea sujeto pasivo de modelamiento ideológico y asimilación.

Estructura corrupta (en especial la comunista) y religión no se la llevan nunca, porque la religión tiene por principio hacer ver que la realidad humana tiene un por qué que va más allá de la realidad presente. El comunismo vende el futuro, hace una promesa de que será mejor, y todos los fracasos anteriores que han tenido es porque nunca ha podido instaurarse. Pensar sobre el sentido de la vida puede lograr en muchas personas un cambio en la orientación de su fuerza de voluntad.

Los religiosos debemos retomar en cada una de nuestras labores, en especial la prédica, el hecho de que cada uno de los ciudadanos piense en el sentido de la vida, que para nosotros empieza, termina y se resume en Dios, dado a conocer de la mejor forma posible en la Segunda Persona de la Trinidad, su Hijo Jesús, Camino, Verdad y Vida, de la humanidad.

Mientras el comunismo siga predicando falsedades y la gente se las siga creyendo, tendremos gente atomizada y sin fuerza de voluntad para el cambio real que necesitamos. Lamentablemente es más fácil destruir que construir, y el comunismo lleva años haciendo lo suyo para quedarse. El Foro de Sao Paulo es la prueba más evidente de tal empeño. Necesitamos ver qué le está dando sentido a nuestra vida, y qué deseamos, la voluntad flaquea, del deseo se nutre la voluntad. Hagámoslo ya. Queda poco tiempo. ¡Salgan de Evo!

Acerca del autor:
Javier---Gomez-
Javier Gómez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día