Siguenos en:
Domingo
 21 de Julio de 2019
Portafolio
Editorial
Improvisación e incertidumbre
Lunes,  26 de Marzo, 2018
Improvisacion-e-incertidumbre

Resulta deseable que cada país cuente con un sistema de correo postal acorde con los tiempos que corren, es decir, que sigan prestando su trascendental servicio a la colectividad sin menoscabo de sus funciones pese a los avances tecnológicos en el terreno de la comunicación. Es más, los sistemas de correspondencia epistolar y encomiendas requieren de cada vez mayor seguridad, celeridad y calidad de atención a nivel nacional e internacional, por lo que su modernización deviene en un imperativo para el Gobierno de cada país. En Bolivia, sin embargo, parece que se ha ignorado esa máxima, porque se ha dispuesto el cierre de la Empresa de Correos de modo imprevisto.
 
Si bien es cierto que la descentralizada Empresa de Correos de Bolivia (Ecobol) venía arrastrando una serie de problemas financieros desde hace varios años, su sorpresivo cierre por parte del Gobierno ha impresionado a la opinión pública y la propia ciudadanía como producto de la improvisación o, por lo menos, la evidente falta de tacto para el manejo de este tipo de servicios. Enseguida se han visto los efectos negativos. Uno de ellos ha sido la incertidumbre que ha hecho presa de los usuarios que no saben hasta cuándo verán interrumpida la fluidez del sistema de correspondencia y encomiendas al verse impedidos de recoger envíos y de utilizar el servicio como antes.
 
En reemplazo de Ecobol el Gobierno ha creado la Agencia de Correos de Bolivia que tenía previsto el inicio de sus actividades en el plazo más corto posible. Sin embargo, todo indica se procederá bajo los efectos de la improvisación y la carencia de tino. En tal sentido, se ignora dónde desarrollará sus actividades la nueva empresa estatal y en qué condiciones. Se especula iniciará sus funciones en las mismas oficinas de la ahora ex Empresa de Correos de Bolivia, lo que supone una larga espera. Sin duda, la imagen del país en este campo se ha visto deteriorada de modo innecesario, con el agregado del oscuro proceso de la liquidación y el pago de beneficios sociales a los extrabajadores.
 
Si se pone en marcha la Agencia de Correos de Bolivia, será un acierto que lo haga en mejores condiciones que la ex Ecobol. Se trata -por supuesto- de ofrecer un servicio de calidad a nivel internacional, de modo que no solo la infraestructura sea la idónea, sino que el personal sea calificado en el campo de la correspondencia postal. Si la nueva Agencia de Correos se convierte de pronto en un apetecido botín político, donde los conmilitones del partido en función de Gobierno se apoderan de los puestos públicos, todos lo verán como un retroceso. Lo menos que necesita el país es un ente estatal que funja como nuevo botín político sin procesos de institucionalización de cargos públicos.
 
Si se da paso a las dudas razonables, es posible que el Gobierno haya querido cortar de raíz las irregularidades que han hecho de la ex Ecobol un incordio. Parecería sensato actuar en función del resguardo de los trabajadores ante la inminente quiebra de la empresa de correos. Sin embargo, ha resultado evidente que se ha actuado bajo el signo de la improvisación, lo que ha llevado a efectos perjudiciales para la ciudadanía usuaria. En esas circunstancias, urge que el Gobierno tome los recaudos necesarios para despejar la incertidumbre que ha caído sobre el sistema de correspondencia y encomiendas. En cambio, se espera surja cuanto antes un ente estatal acorde con los tiempos que corren.

Urge que el Gobierno tome los recaudos necesarios para despejar la incertidumbre que ha caído sobre el sistema de correspondencia y encomiendas. En cambio, se espera surja cuanto antes un ente estatal acorde con los tiempos que corren.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día