Siguenos en:
Domingo
 26 de Mayo de 2019
Portafolio
Tendrán un congreso este fin de semana en busca de sus beneficios
Maiceros pedirán uso de transgénicos
Sacarán un voto resolutivo para pedir al Gobierno que legalice el uso de este tipo de semillas para asegurar la producción nacional.
Domingo,  21 de Mayo, 2017
Maiceros-pediran--uso-de--transgenicos

Bolivia tiene alrededor de  800 mil toneladas de maíz sembradas, esto equivale a unas 250 mil hectáreas (ha), explicó Vicente Gutiérrez, presidente de la Asociación de Productores de Maíz y Sorgo (Promasor). Esta siembra se la realiza en la campaña de verano e invierno donde el 96% se trata de maíz híbrido y el 4% es la variedad del maíz nativo y para aumentar la producción que necesita el país, el sector maicero tendrá un congreso este fin de semana, en el municipio de Gutiérrez para sacar un voto resolutivo pidiéndole al Gobierno que "comiencen las actividades para legalizar el uso de transgénico".

La producción tiende a disminuir.  Edilberto Osinaga, gerente general de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), aclaró que es complicada la situación del sector ya que la superficie de maíz en los últimos años no ha crecido, más bien tiende a disminuir porque "el maíz sale muy caro por la cantidad de aplicaciones que hay que hacer para combatir el gusano cobollero que se hace carísimo el costo y no se puede sacar un rendimiento que sea atractivo para los productores y hasta a veces tienen hacer más siete aplicaciones para eliminar alguna plaga", dijo al explicar una de las razones por la que necesitan semillas transgénicas.

  De este modo, Gutiérrez, también explicó que para lograr las 800 mil toneladas de maíz que necesita el país, estas se siembran en verano e invierno.  

  En la campaña de verano, en la zona norte se siembra 100 mil ha y en el sur 50 mil ha.   En invierno, dependiendo de las condiciones de la época se siembra entre 50 y 80 mil ha tanto en la zona este y norte. "Para este año, nosotros esperamos que se siembren unas 60 mil hectáreas en el invierno".

Otros buscan que no se pierdan las semillas nativas. Alejandra Crespo, miembro de la Plataforma Bolivia Libre de Transgénico, aseguró que aunque esté prohibido, el maíz transgénico "ya está en Bolivia" y temen que se pierda las 77 razas (variedades) de maíz nativo propio del país. Por este mismo motivo es que para este fin de semana habían convocado a una marcha contra las empresas Monsanto y Bayer por semillas libres de patentes y agrotóxicos.  

Además, Crespo resaltó que aparte del riesgo de perder las variedades originarias de Bolivia, hay bastantes estudios que señalan los efectos que podría generar el maíz transgénico, "como en el caso del investigador Gilles-Eric Seralini, quien demostró en un experimento con ratas que este alimento produce tumores renales y hepáticos. Por eso, es que muchos países rechazaron ese tipo de producción".  A esto, el representante de Promasor aseguró que es totalmente falso esas afirmaciones y que solo son puntos de vista, sino "Estados Unidos que resguarda mucho la salud poblacional no lo aceptara", dijo.

Crespo profundizando en el tema aseguró que este tipo de producción va a ser catastrófico no solo para los productores y consumidores, sino para todos los bolivianos, porque esto también estaría ligado al tema del desmonte y uso indiscriminado de agroquímicos que mata  la flora y fauna buena que equilibra el tema de las plagas.

Impacto en el medio ambiente. Antonio Sanjinez, miembro de la  Unidad de Agroecología de Productividad Biosfera Medio Ambiente (Probioma), explicó que en Bolivia se ha visto una disminución muy dramática de los bosques que ha afectado el clima de manera severa. "Desde 1975 hasta el 2016 se ha visto un hueco en la deforestación y esto hace que aparezcan más plagas y por ende afecta a la producción. Desde el 2015 al 2016 fue el año récord de deforestación ya que se registró 325.798 hectáreas", dijo el experto añadiendo que entre el  2005 y 2016 se han deforestado 2.933.798 hectáreas en el país. 

Por otro lado, Antonio dijo que por medio de un estudio realizado por la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno es que conoce que hay una estimación de 30 mil hectáreas de maíz transgénico sembradas en el país. 

En una expedición en El Chaco boliviano realizada hace dos semanas aproximadamente, Alejandra Crespo afirmó que la Plataforma Bolivia Libre de Transgénico observó que estaban vendiendo este tipo de semilla a un precio mucho más barato que la semilla convencional.

Por su parte, Róger Carvajal, quien es otro investigador científico, docente universitario de la UMSA y miembro del Comité Científico de Biotecnología (CCB), explicó otra manera de que esto ocurra. “Los riesgos para el ecosistema provienen tanto de las semillas transgénicas como del herbicida”.

Asimismo, manifestó que la Organización Mundial de la Salud, señaló que los alimentos transgénicos afectan a la salud tanto de los consumidores, como de los cultivadores,  precisamente por su composición que incluye moléculas extrañas a los alimentos (productoras potenciales de cáncer y otras enfermedades) y que, por tanto, son ajenas al proceso de co-evolución que ha mediado nuestra relación con las especies que cumplen el papel de alimentos en la naturaleza.

El uso de tecnología. Alejandra Crespo considera que una de las alternativas para enfrentarse a las plagas es hacer uso de la tecnología. "Nosotros creemos que el maíz es más delicado que otras semillas y lo que queremos es preservar nuestras semillas nativas quizás utilizando tecnología que ayude al productor para enfrentar las plagas o la producción agroecológica, para disminuir el uso de agrotóxicos, como hace poco hemos sufrido la plaga de las langostas".

Punto de vista

'En México y Bolivia se tienen muchas variedades de semilla de maíz'

Nataly Ascarrunz
Directora del Instituto de Investigación Forestal

“El maíz es un cultivo que se cruza fácilmente entre diferentes variedades. Probablemente esa es la razón que, por ejemplo, en México y Bolivia se tienen tantas diferentes razas. Entonces, al tener esa contaminación con el maíz transgénico se pierde control sobre la diversidad genética del maíz nativo de Bolivia. Esto se contamina con un gen que no es ni de la misma planta ni del cultivo. 

Es por esto que Estados Unidos cuenta, recientemente, con una ley por la cual se puede procesar legalmente a Monsanto por la contaminación de variedades convencionales con polen de variedades transgénicas.

En 2016 el gobierno nacional realizó la importación de aproximadamente 80 mil toneladas de maíz transgénico desde Argentina. Lo que no se sabe es qué tipo de variedades genéticamente modificadas ingresó al país y que ha puesto en peligro a los propios productores de maíz que corren el riesgo de tener una mayor dependencia a las empresas promotoras del maíz transgénico que es dependiente de los agrotóxicos; es decir, al paquete tecnológico de las corporaciones. Con ello se destruye lo poco que existe en investigación e innovación tecnológica nacional, destinada al mejoramiento de semillas y al control de plagas y enfermedades.

En el caso del maíz transgénico Bt, este produce una toxina, y cuando se mezcla con el nativo, el Bt puede traspasar su gen y sobreproducir esa toxina adentro del maíz originario.

Definiciones
Diferencias entre el maíz híbrido, nativo y transgénico 

Explicación. Entendidos en el tema aclaran las diferencias entre las tres variedades de semillas. 
Maíz hibrido: es el mejoramiento del maíz donde se han tenido que cruzar dos nativos y se producen híbridos. La particularidad de este es que no da semilla, sino solo grano que en conclusión seria un maíz mejorado. 

Transgénico: significa pasar o mezclar genes de otros organismos que no pertenece a su especie. Esto se hace con un determinado objetivo, en el caso del maíz para que alguna plaga no le ataque y sea resistente al clima, ya sea sequía, frío o inundación. En el caso de una semilla transgénica, pero certificada,  ya no se utilizaría tantos químicos para eliminar alguna plaga como ocurre con la producción actual.

Nativo. Son semillas originarias de la zona y que no han sido mejoradas o mezcladas con algún otro gen.

'Desde 1975 hasta 2016 se ha visto un hueco en la deforestación y esto hace que aparezcan más plagas  y por ende afecta a la producción'.

Antonio Sanjinez
Miembro de la Unidad de Agroecología Probioma 

'Es complicada la situación del sector ya que la superficie del maíz  en los últimos años no ha crecido y más bien tiende a disminuir'.

Edilberto Osinaga
Gerente genEral de la cámara del oriente (CAO)

 

Acerca del autor:
Eveline-Gamarra-
Eveline Gamarra
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día