Siguenos en:
Lunes
 9 de Diciembre de 2019
Portafolio
En todo Bolivia
Cobertura de agua potable llega al 85%
Servicios. Pero en saneamiento básico se tiene una cobertura del 57% y en tratamiento de aguas residuales solo del 31%.
Domingo,  2 de Abril, 2017
Cobertura-de-agua-potable-llega-al-85%
Ref. Fotografia: Recurso. El acceso al agua potable va en buen camino en Bolivia, pero aún se tiene falencias en el tratamiento de las aguas residuales.

La cobertura de agua potable llega al 85,1% de la población; sin embargo, la cobertura de saneamiento básico es del 57,8% y la cobertura del tratamiento de aguas residuales solo alcanza a un 31%, lo que  representa un peligro por la contaminación ambiental y afectación a la salud humana, así lo refleja un informe del Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

Falta trabajar en saneamiento y tratamiento. De acuerdo a la presentación del viceministerio de Agua Potable y Saneamiento Básico en oportunidad del Día Mundial del Agua y con datos actualizados al 2015, se viene avanzado en la cobertura de agua potable en el país llegando al 85%, cuando en la gestión 2013 se tenía un 81% de alcance, es decir que se ha avanzado cuatro puntos porcentuales. Es por ello, que el gobierno nacional tiene planificado tener una cobertura del 100% de dotación de agua hasta el año 2025 y para las comunidades rurales se piensa en una cobertura integral que incluya los tres servicios de manera sostenible.

La cobertura de agua potable en las comunidades de menos de 2.000 habitantes están cubiertas en un 66,3%, las poblaciones de 2.000 a 10.000 habitantes está cubiertas en un 92,2% y las ciudades de más de 10.000 personas están cubiertas en un 93,8%.

A pesar de estos avances en la cobertura de agua potable, la viceministra de Agua Potable y Saneamiento Básico, Julia Collado, explicó que aún falta trabajar en otros aspectos, como la cobertura en tratamiento de aguas residuales, que al mismo periodo llega solo al 31% en todo el país.

"Si bien hemos llegado a la cobertura de saneamiento en pequeñas localidades, no tenemos una infraestructura ideal de tratamiento de aguas residuales, lo cual lleva a la contaminación de cuerpos receptorios y daño a las fuentes de recursos hídricos que tenemos. Todavía un 42,2% de la población carece de saneamiento básico", dijo Collado.

En este sentido, la cobertura en el tratamiento de aguas residuales es de 5,1% en poblaciones de entre 2.000 a 10.000 habitantes, lo que significa que casi la totalidad de esa población carece de este servicio. Mientras que en las ciudades de más de 10.000 habitantes la cobertura alcanza a un 35%.

En Santa Cruz hay zonas de riesgo por falta de tratamiento de aguas residuales. Germán de Acebey, presidente de la Asociación Boliviana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental de Santa Cruz (ABIS), indicó que la baja cobertura del tratamiento de aguas residuales representa un gran peligro de contaminación para los acuíferos del departamento por la descarga de los pozos sépticos, por lo que señala que todas las instancias públicas (municipales, gobernaciones y gobierno nacional) debe aunar esfuerzos para reducir esta situación.

"En Santa Cruz tenemos una cobertura del 100% de agua potable, pero en el tratamiento de aguas residuales estamos todavía con problemas, porque antes solo se preocupaban por el agua potable y la energía eléctrica, por eso vemos en zonas como el Plan 3.000 u otras donde de alto asentamiento y expansión inmobiliaria", afirmó Acebey.

Es así que el representante de ABIS especificó que en el Urubó predominan sistemas de pozo ciego, porque no hay un sistema de tratamiento de aguas servidas, lo que contamina directamente a los acuíferos (aguas subterráneas). 

Desde el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Santa Cruz (Saguapac), informaron que este año están encarando cinco proyectos de alcantarillado en la zona sur de la ciudad, lo que mejorará considerablemente la calidad de vida de los vecinos y en sí de los niveles de saneamiento básico.

Por último, la cooperación española, mediante el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS), lleva adelante en Bolivia 19 proyectos de agua potable y alcantarillado básico en 14 poblaciones de cuatro departamentos. Los departamentos beneficiarios con proyectos de agua con ayuda española son Santa Cruz, Cochabamba, Beni, Oruro y La Paz. La colaboración consiste en la construcción de infraestructura, y además programas de desarrollo comunitario, educación sanitaria y ambiental, así como fortalecimiento institucional.

Más de $us 500 millones
Invertirán en plantas de tratamiento de aguas residuales

Plan. La viceministra de Agua Potable y Saneamiento Básico, Julia Collado, informó que el Gobierno invertirá más de $us 500 millones para construir plantas de tratamiento de aguas residuales en el país hasta el año 2020. "Dentro nuestro plan de desarrollo económico social tenemos entre 400 a 500 millones de dólares al 2020 estamos trabajando con toda la cooperación estamos planteando los planes y los programas y enmarcados en nuestra estrategia nacional el tratamiento de aguas residuales", dijo.

Collado aseguró que el Gobierno aplicará estrategias y políticas para el tratamiento de aguas residuales para evitar la contaminación de los cuerpos receptores de agua.

"Estamos programando inversiones mayores para llegar con infraestructura con la sostenibilidad del servicio y dar acceso a todos con el tema de saneamiento y un tratamiento adecuado en aguas residuales".

Más del 80% en el mundo
Aguas son vertidas sin tratamiento residuales

Informe. Más del 80% de las aguas residuales domésticas, agrícolas e industriales que se generan en el mundo son vertidas en el entorno cotidiano sin tratamiento alguno, principalmente en países de bajos ingresos, revela la edición 2017 del Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos, que analiza la temática de aguas residuales y su potencial como recurso sostenible.

En promedio, los países de ingresos altos tratan cerca del 70% de las aguas residuales que generan. Este promedio cae a un 38% en los países de ingresos medios-altos y a un 28% en países de ingresos medios-bajos. En países de ingresos bajos solo 8% recibe algún tratamiento. Según el documento, en países de ingresos altos la motivación por llevar adelante tratamientos avanzados de aguas residuales se basa en el deseo de mantener la calidad del medio ambiente o de contar con una fuente alternativa de agua a la hora de enfrentar la escasez.

La ONU estima que desde 1990 a la fecha unos 2.100 millones de personas lograron acceso a instalaciones de saneamiento mejoradas, pero hay cerca de 2.400 millones que aún no lo tienen y 1.000 millones todavía practican la defecación al aire libre.


"Se ha visto a los servicios básicos como el agua potable y la electricidad, pero es mucho más porque el tratamiento de aguas servidas compromete nuestra salud y el medio ambiente"

Germán Acebey
Presidente Asociación Boliviana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental

"El Fondo apoya al gobierno central y gobiernos locales para subir los niveles de cobertura de los servicios de agua y saneamiento en las zonas más necesitadas y poblaciones más vulnerables"

Cooperación Española
Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento

"Toda la población concentrada en 17.000 comunidades (de 500 habitantes en áreas rurales)defeca al aire libre, lo cual lógicamente incide en la salud de la población"

Julia Collado
Viceministra de Agua Potable y Saneamiento Básico

El Día eldia@edadsa.com.bo