Siguenos en:
Lunes
 30 de Noviembre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Economía
Editorial
El gabinete y los cambios urgentes
Jueves,  19  de Enero, 2017

El Gobierno ha hecho muy pocos cambios en su gabinete y jamás ha admitido algún error en sus ministros al momento de removerlos. Todos se han ido aplaudidos y premiados con algún cargo en el extranjero.
Algunos han retornado, lo que no deja de ser una prueba de la carencia de elemento humano para llevar adelante sin sobresaltos las transformaciones que se han estado implementando en estos once años.

Esta vez se siente en el aire y en las propias expresiones del Órgano Ejecutivo, el convencimiento de que los cambios que se anticipan en los ministerios son obligados por falencias en la gestión que se han traducido en graves problemas como la crisis del agua o la tragedia de LaMia y en los numerosos escándalos de corrupción que han erosionado considerablemente la imagen del oficialismo, que por primera vez en una década -el 21 de febrero de 2016-, sufrió un revés electoral de grandes proporciones, al extremo de provocar serias dudas sobre la continuidad del MAS en el poder, más allá de que Evo Morales sea o no el candidato.

Nadie va a admitir que los cambios que están a punto de anunciarse (o no) están guiados por la urgente necesidad de elevar la aceptación gubernamental, algunos puntos más altos de lo que el Dakar pueda conseguir. Sin embargo, la sorpresiva dimisión de la ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, que se adelantó a la renuncia colectiva de los colaboradores del presidente, no hace más que confirmar de que si hay cambios, será para evitar que se sigan sumando las críticas y el malestar ciudadano, que se expresa cada vez con más fuerza, como ha sucedido con el anunciado manoseo de los fondos de pensiones.

Es probable que todo sea parte de una especulación periodística, de "globos de ensayo" y de rumores que hacen circular los allegados al régimen y que el Gobierno quiera seguir en su ley, es decir, convencido de que Bolivia marcha de maravillas, que todos los ministros son brillantes e intachables y que por lo tanto, no queda más que continuar profundizando la revolución, las transformaciones y bla, bla.

Si el Gobierno decidiera hacer cambios genuinos para mejorar la gestión, estaría inaugurando una nueva etapa, diferente al enfoque que asumió en 2006, año en que inició una campaña electoral permanente que no se ha interrumpido y que no tiene miras de frenarse, pues el objetivo principal es la eternización en el poder y aquello no admite distracciones de ningún tipo y menos reparar en detalles insignificantes como la planificación, la meritocracia, el diseño de políticas públicas y la institucionalización.

Es probable que ni siquiera cuente con los cuadros profesionales y técnicos preparados para encarar un verdadero golpe de timón que, más allá de los apetitos políticos, son indispensables para enfrentar la crisis económica y los grandes desafíos que se vienen, como la renegociación del contrato de venta de gas con Brasil, que requiere revitalizar el negocio del gas que está venido a menos por la ausencia de reservas nuevas que ayuden a sostener los mercados que constituyen la columna vertebral de nuestra economía.

Es probable que todo sea parte de una especulación periodística, de 'globos de ensayo' y de rumores que hacen circular los allegados al régimen y que el Gobierno quiera seguir en su ley, es decir, convencido de que Bolivia marcha de maravillas.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día