Siguenos en:
Miércoles
 19 de Junio de 2019
Portafolio
Editorial
País libre de fiebre aftosa
Sábado,  28 de Mayo, 2016

En una reciente resolución, la Organización Mundial de Sanidad Animal ha ratificado a Bolivia como país libre de la fiebre aftosa. Sin duda, el informe de la institución internacional resulta una buena noticia que corresponde destacar en su justa dimensión, porque de esta manera se ven recompensados los esfuerzos desplegados -grandes, por cierto- por las autoridades de los gobiernos departamentales y municipales de las regiones productoras a lo largo de más de trece años. Ha sido importante, también, la fluida coordinación lograda por el equipo técnico del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria con todos los productores ganaderos del país.
 
El estatus de país libre de la aftosa coloca a Bolivia en un lugar privilegiado respecto al control de esta enfermedad animal, al mismo tiempo que le otorga un sitial honroso en la calidad de sus productos cárnicos. Por otra parte, la ratificación de la certificación por parte de la Organización Mundial de Sanidad Animal, abre un promisorio camino hacia los escenarios de la competitividad internacional, donde el país deberá luchar de manera constante para mantenerse vigente. En otras palabras, si bien la certificación de país libre de aftosa resulta importante, Bolivia debe todavía encarar un tremendo desafío de largo aliento no solo para conservar el sitial, sino para ampliar y mejorar su producción.
 
Conviene puntualizar el decurso del proceso, impulsado con el mayor de los esfuerzos por los productores de ganado de la Chiquitania cruceña hace más de una década. En esos tiempos, la aftosa causaba estragos en el ganado. Los avances de la región oriental del país se han visto respaldados luego por los esfuerzos de los ganaderos del Altiplano primero, y luego desde el 2013 por los ganaderos de los Valles y el Chaco nacional para implementar las políticas del Gobierno para el sector. La culminación de los esfuerzos conjuntos y dedicación a la resolución del problema ha permitido una última certificación a la Amazonia y de ese modo completar el círculo en el territorio nacional.
 
Desde esta perspectiva, una vez controlada la enfermedad a través de la inmunización activa -vacunación obligatoria- del ganado, el próximo objetivo viene a ser la erradicación de la enfermedad de aftosa en el ganado a  lo largo y ancho del ámbito nacional hasta el año 2020. Para ello, resulta importante el compromiso del sector productor y el apoyo de las autoridades departamentales, municipales y nacionales. Mantener elevados los niveles de protección a través de la vacuna contra la aftosa exige no solo dedicación permanente y compromiso, sino también disponibilidad de biológicos y recursos técnicos que solo se consiguen mediante la fluida coordinación.
 
En el terreno de los hechos, nadie puede estar más satisfecho que el propio sector productor que ha visto culminados sus prolongados esfuerzos para que las autoridades sanitarias agropecuarias les prestaran una atención que se les ha negado por mucho tiempo. Desde ese enfoque, es el propio sector el más interesado en conservar un estatus que lo enaltece. Ahora, el nuevo reto es consolidar el sitial alcanzado y avanzar por los derroteros de la competitividad, aspecto que también requiere de condiciones que las autoridades locales y nacionales están en la obligación de favorecer. Se trata de un formidable logro colectivo que proyecta al país hacia nuevos y promisorios horizontes.

El nuevo reto es consolidar el sitial alcanzado y avanzar por los derroteros de la competitividad, aspecto que también requiere de condiciones que las autoridades locales y nacionales están en la obligación de favorecer.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día