Siguenos en:
Jueves
 12 de Diciembre de 2019
Portafolio
Presidente del Senado cree que empresas deficitarias, entre ellas Huanuni, deben cerrarse
José Alberto Gonzales considera que la política gubernamental de cierre de empresas debe ser para todas aquellas que no son autogestionarias y se han convertido en una carga para el Estado.
Miércoles,  18 de Mayo, 2016
Presidente-del-Senado-cree-que-empresas-deficitarias,-entre-ellas-Huanuni,-deben-cerrarse
Ref. Fotografia: Presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzáles.

Las empresas que no generen recursos económicos para el Estado y no sean autogestionarias deben cerrarse, incluso Huanuni si está en esa misma situación para no convertirse en una carga o un lastre para el Estado, afirmó el presidente del Senado, José Alberto Gonzales.

La autoridad se refirió al tema a propósito del cierre de la empresa Enatex, cuya situación para el Estado era insostenible. Más de 800 trabajadores quedaron sin fuentes de empleo desde el fin de semana, cuando se conoció la aprobación de un Decreto Supremo que dictó su cierre.

Le consultamos al presidente del Senado sobre el tema y argumentó que es un mandato del presidente Evo Morales. "Todas las empresas están siendo objeto de fiscalización de evaluación y seguimiento por parte del Ejecutivo. Y en el caso de Huanuni -que tú mencionas- yo creo que el criterio que debe primar es el mismo, es decir, empresa que no funciona no debiera seguir funcionando y no debiera convertirse en una carga o un lastre para el Estado", afirmó la autoridad.

La empresa minera Huanuni cuenta con una planta de más de 4.000 trabajadores. Cuando la mina estaba en manos privadas operaba con 800 dependientes, sin embargo, tras la nacionalización se incorporaron 3.300 mineros. Producto de la caída en los precios de los minerales la sostenibilidad de dicha planta es imposible.

En mayo del año pasado, el ministro de Minería, César Navarro dijo a ANF que la empresa Huanuni estaba al borde de la quiebra y que ese momento era crítico si es que no se implementaba una reingeniería de la entidad. Hasta esa fecha había 4.100 trabajadores cuando solo se requería 2.000.

El presidente de la Cámara de Senadores insistió que ese es el criterio, que aquellas empresas que no puedan sustentarse y no generen ganancias para el Estado "son empresas inviables y se tienen que cerrar".

Justificó la decisión del Gobierno de acoger a la empresa Enatex pese a la crítica situación en la que ya se encontraba, arguyendo que el Gobierno intentó evitar que exista un "despido masivo de gente", hecho que se produjo en los últimos días con el cierre de dicha empresa.

En el junio de 2012, el presidente de Ametex, Marcos Iberkleid, confirmó de una negociación con el Gobierno de Evo Morales para alquilar al Estado las cinco fábricas que tenía para crear una compañía estatal que también absorbería a sus trabajadores.