Siguenos en:
Martes
 13 de Noviembre de 2018
Portafolio
Editorial
Todo el mundo gira
Jueves,  24 de Marzo, 2016

La agenda internacional se ha vuelto más interesante, pues internamente todo gira alrededor de una telenovela que se ha puesto aburrida. Además, las cosas se podrían resumir en dos ideas: el  país está paralizado por culpa de un certificado de nacimiento mientras la imagen del gobierno se desmorona como castillo de naipes. No cabe duda que en este momento el mundo está dando giros muy fuertes y eso definitivamente terminará de desmantelar los procesos que estaban en auge en América Latina y en Bolivia en especial.

Vamos por partes: en Cuba se ha declarado la muerte oficial del socialismo. Se le ha dado un nuevo certificado de defunción tras casi dos décadas en el purgatorio, en una suerte de necropsia interminable; un velorio que ya no aguantaba nadie, ni siquiera los hermanos Castro, que ya no ven la hora de entregar su alma... al capitalismo. Ha sido como la segunda caída del muro de Berlín, esperemos que esta vez sea para siempre.

Obama ha visitado La Habana, no solo para ratificar este nuevo fracaso latinoamericano, sino para festejar una transición que promete ser pacífica y ordenada, con la venia de los propios revolucionarios que dan algunas pataletas en público, pero solo eso, porque en las calles ya se respira el cambio, que será obra de los propios cubanos, sin garantía de pleno éxito... porque no faltará la ocasión de inventar alguna nueva vía, como ocurrió con aquello del Socialismo del Siglo XXI, que también va camino al cementerio.

Precisamente en Buenos Aires se cumple la segunda parte de este entierro, donde Mauricio Macri bate todos los récords en cuanto a giros políticos y económicos se refiere. Argentina ha pasado del discurso más recalcitrante en contra de Estados Unidos, al abanderamiento de la Plaza de Mayo con el emblema estadounidense para celebrar la visita de Barack Obama, que ha paralizado la capital marplatense y ha opacado los actos de conmemoración de los 40 años del inicio de la dictadura militar, causante de alrededor de 30 mil muertos y desaparecidos. Pese a todo lo deleznable que ocurrió en ese periodo, no dejó de ser un intento por desterrar el populismo peronista que cometió atrocidades más grandes, pero que nadie quiere recordar.

Si bien hace mucho que se habla de cambios en Cuba y en Argentina no es la primera vez que se hace un esfuerzo por sepultar el anacrónico populismo que domina el escenario político desde los años 40, es la primera vez que se habla de un cambio de época, mucho más que un vuelco pendular, pues tiene que ver con las grandes transformaciones que ocurren en el mundo, como consecuencia de la crisis financiera, la caída del petróleo, los desafíos ambientales y la nueva amenaza del terrorismo, que exige de todos, incluidos los latinoamericanos, respuestas más coherentes, alejadas del aventurerismo que ha estado dominando la región en la última década.

Es obvio que el socialismo cubano, el chavismo de Maduro, el carnavalesco Kirchnerismo o el populismo de boliviano o ecuatoriano no tienen cómo responder a estos grandes desafíos. En algún momento parecía que estaban conformando una nueva identidad política y cultural, pero los hechos han demostrado que solo pretendían encaramarse en el poder para acometer un nuevo episodio de saqueo, como los producidos en épocas pasadas.  Ellos representan el nuevo fracaso continental y naturalmente, las nuevas generaciones de líderes son simples promesas, a no ser que la nueva época represente el verdadero giro que siempre hemos anhelado.

El socialismo cubano, el chavismo de Maduro, el carnavalesco Kirchnerismo o el populismo de boliviano o ecuatoriano no tienen cómo responder a los grandes desafíos de la época. En algún momento parecía que estaban conformando una nueva identidad política y cultural, pero los hechos han demostrado que solo pretendían encaramarse en el poder para acometer un nuevo episodio de saqueo, como los producidos en épocas pasadas.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día