Siguenos en:
Martes
 25 de Septiembre de 2018
Portafolio
Es un hecho, según los economistas, el bajón de las exportaciones este 2015
Prevén caída de ingresos en $us 3.000 millones
Causas. El descenso de los precios, la avalancha de productos externos y la falta de políticas de salvaguarda a los insumos no tradicionales.
Lunes,  13 de Julio, 2015
Preven-caida-de-ingresos--en-$us-3.000-millones-
Ref. Fotografia: Alimentos. Los diferentes centros de abasto están llenos de productos extranjeros que ingresan al país vía contrabando y en algunos casos la importación no cumple los requisitos de certificación fitosanitaria.

Basados en el último reporte del Instituto Nacional de Estadísticas  (INE) al mes de mayo, cuatro economistas y representantes del sector empresarial del país, anticiparon que este año los ingresos por exportaciones bolivianas, tanto en hidrocarburos, minería y productos no tradicionales caerán en $us 3.000 millones con relación a la gestión 2014, en un 25%. Los efectos son: la caída de los precios de las materias primas, la devaluación monetaria en el entorno regional y la avalancha de productos extranjeros que ingresan al país, sin mediar control alguno.  

El pronóstico estriba que entre enero y mayo, las exportaciones bajaron en $us 1.611,43 millones, que equivalen a un 28,70% comparativamente al mismo período del 2014. La gestión pasada la exportaciones en los primeros cinco meses del año alcanzaron alrededor de $us 5.440.41millones, pero este año solo se llegó a generar $us 3.829,98 millones por las exportaciones.

"La tendencia de la caída de las exportaciones será de 3.000 millones de dólares aproximadamente, hasta finalizar la gestión 2015, producto de la caída de los precios de las materias primas y los precios de los comodities", señala Carlos Schlink, economista de la Fundación Milenio. 

Otras variables. Asimismo, José Alberti, vicepresidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, citó que las exportaciones bolivianas al mes de mayo de 2015 fueron también menores y se redujeron en 4%, del mismo modo los precios relativos de exportación se redujeron en promedio 26,4% comparado con el mismo mes del año anterior. 

A todo ese contexto, Alberti añade que tomando en cuenta que las exportaciones nacionales el 2014  alcanzaron $us 12.893 millones, este año con la caída de casi 30% al mes de mayo, "se pronostica que las exportaciones bolivianas para el  2015 circunden los 9.675 millones de dólares, es decir un decrecimiento del 25% donde la reducción oscilaría los $us 3.000 millones", predijo.

Oswaldo Barriga, gerente general de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, a tiempo de manifestar que preocupa la caída sostenida de las exportaciones, dijo que se deben esperar los datos del INE al primer semestre. No obstante, atribuyó que toda esta caída se debe a la extrema dependencia de los productos tradicionales (gas y minerales) que al momento genera enorme debilidad a la enonomía del país. 

"¿Esto a qué puede llevarnos?,  a tener situaciones difíciles en la economía,  pese a que todavía no es una crisis económica. Si sigue cayendo la economía, se viene abajo también el 'sueldito' que recibe Bolivia por exportar de sus productos", argumentó. 

El economista Germán Molina argumenta que la bonanza de los últimos casi nueve años ya no está más. En ese ámbito, puntualizó que que la tercera gestión gubernamental del presidente Evo Morales continúa empeñado con sus políticas públicas y su Modelo Económico Social Comutinatario y Productivo (MESCP) con resultado políticamente a "corto plazo" y elevados costos económicos a mediano y largo plazo. "Eso significa dejar de lado su mirada hacia la industrialización y diversificación de la economía hasta el agotamiento de las fuentes de financiamiento interno y acceso a fuentes externas", señaló.

Situación agravante. Según INE,  en el tema de la exportación de  hidrocarburos la caída al mes de mayo en referencia al año anterior fue del 34,36%, con $us 982.57 millones menos de ingresos. Pero de ese total, en venta de Gas Natural la caída fue del 31,12% con alrededor alcanzando un ingreso de $us 1.806,56 millones frente a un los $us 2.622,83 millones alcanzados el 2014. Se deduce que el país por venta de gas, en los primeros cinco meses del año, dejó de percibir $us 816,27 millones.

Como consecuencia de esta situación, según el reporte del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) al primer semestre, refleja que los ingresos por Impuesto Directo a los Hidrocarburos(IDH) cayeron un 18% con relación al mismo período del 2014. Con ello quedó establecido que los ingresos por IDH disminuyeron alrededor de Bs 1.405 millones al alcanzar solo Bs 6.330 millones, cuando el  primer semestre de la pasada gestión llegó a constituir Bs 7.735 millones.

Molina, al respecto, afirma que de mantenerse en ese margen la caída de los ingresos del IDH, el impacto será directo en el presupuesto y programa operativo  de  las  gobernaciones  en  los  montos  destinados  a  financiar  gasto  en  proyectos  de inversión. "No solo se postergará y disminuirá  el  ritmo de ejecución de las principales obras, lo cual en muchos casos evitará desembolsar los pagos (gasto devengado no pagado al sector privado)", apuntó.

Todo ese panorama corrobora lo que, hace no menos de 10 días atrás, la Cadex hizo conocer públicamente, al señalar que la única condición para crecer económicamente como país es que el Gobierno libere las exportaciones, hoy paradójicamente ancladas a los permisos, mientras una avalancha de productos extranjeros, vía legal y de contrabando, en el mercado interno tiene deprimidos en este momento al sector productivo de las exportaciones no tradicionales del país. 

En ese contexto, exhortó al Gobierno a enfatizar su mirada a los productos no tradicionales, al ser estos menos vulnerables a la caída de los precios internacionales de las comodities, como las manufacturas, dado que son los que generan ingresos a largo plazo y los mayores empleos del país. "Las exportaciones tradicionales (minería e hidrocarburos) generan mil veces menos empleo que las exportaciones no tradicionales. Para que se fortalezca esto y el país crezca, lo primero que se debe hacer es liberar las exportaciones", señaló Juan Manuel Arias, director de la Cadex. 

Ante esta realidad. El economista Roberto Laserna deja entrever que el país debe adaptarse de manera oportuna a los comportamientos globales de la economía. "Lo fundamental para una economía es tener capacidad de adaptación, es decir, flexibilidad", precisa.

Además, el experto describe que en los últimos años se han introducido mucha rigidez y controles que obstaculizan la posibilidad de que las empresas reaccionen adecuadamente. "Se han establecido controles a la exportación, normas laborales y salariales rígidas, cuotas de cartera para los bancos, parámetros en las tasas de interés, regulaciones cada vez más rigurosas para el sector formal, acentuando los problemas de competencia", sintetiza. 

A su vez, Molina advierte que la economía boliviana debe ser observada con mucha prudencia antes de elaborar normas jurídicas pensadas en introducir nuevas regulaciones y en la utilización de los instrumentos económicos, a los cuales existe una elevada sensibilidad por parte de los agentes económicos. "Por esta razón es recomendable conseguir establecer la confianza, credibilidad y se logre el balance económico interno, en busca del crecimiento del PIB, tasa de inflación baja y tasa de desempleo menor", finalizó. 

Alerta
Los rubros más castigados por una caída de ingresos

Productores. El sector productivo no tradicional, en la actual conyuntura de la caída de los precios de las materias primas y agravada por el ajuste de la situación monetaria de los países vecinos, se encuentra en situación de ahogo por la competencia desleal que viene generando en el mercado interno el ingreso vía contrabando de productos como el azúcar, trigo, maíz, soya y arroz. Además de los bajos precios que en el mercado interno de dichos productos, los agricultores ahora ven agravada su producción por los factores climáticos. "Hay que agilizar la agenda productiva que se desarrolló durante la Cumbre Sembrando Bolivia donde el aparato productivo nacional realizó planteamientos trascendentales para el país y la política pública  de  corto, mediano y largo plazo para sostener los niveles de crecimiento económico, aumentando la producción, las exportaciones y la generación de más y mejores empleos para los bolivianos", puntualiza José Alberti, vicepresidente del Colegio de Economistas.

Regiones. La caída de los ingresos por la venta de gas ya viene generando la reducción de ingresos por Impuestos Directos a los Hidrocarburos (IDH) en un 18%, lo que repercute a las universidades, municipios y gobernaciones. Ello supone realizar ajustes y recortes presupuestarios para llevar adelante el desarrollo de sus programas y proyectos de infraestructura, sobre todo referente a salud y educación.

Empresarios. El sector privado no tradicional se ve golpeado por la fuerte presión fiscal, las obligaciones laborales y las escasas condiciones para invertir.

Sugerencias
Entre las salidas que emergen a la vista

Garantías. Seguridad jurídica para atraer inversión privada y extranjera, de lo contrario ninguna política será efectiva sin este aspecto elemental. Para ello el sector productivo privado pide celeridad en la implementación de la Ley de Inversiones.

Apertura. Búsqueda de nuevos mercados para vender nuestros productos, esto comprende liberaciones de exportaciones, uso de biotecnología, lo que en definitiva alentará a incrementar mayor inversión, ampliar la frontera agrícola y dinamizar otros sectores productivos del país.

Movilidad. Aplicación de nuevas Políticas Monetarias, devaluar como lo están haciendo los países vecinos como Brasil, Argentina, donde actualmente registran una avalancha de productos alimenticios relacionados a cinco productos del sector agrícola del país, concernientes en trigo, soya, maíz, azúcar y arroz.

Industrialización. Industrializar con acciones concretas los sectores estratégicos para exportar productos con valor agregado, minería (litio, hierro) e hidrocarburos (GLP, urea y amoniaco).

Reto. Fomentar la infraestructura productiva que se intregre a nivel nacional para aminorar costos y ser más competitivos.

Punto de vista

Carlos Schlink
Economista

"Solo se está estrangulando a las empresas formales "

"Al margen que se hayan encontrado mayores descubrimientos de GLP, Petróleo y Gas, se los ponga en funcionamiento y se tengan los mercados de exportación, los precios se siguen manteniendo muy bajos, alrededor de 55 dólares por barril, lo cual no permitirá cubrir las pérdidas con estos nuevos volúmenes de producción. Esta variable es incontrolable por los problemas económicos de la zona del euro y los convenios nucleares de Irán con países árabes para ofertar mayor cantidad de petróleo, para sustituir el Shell gas que ofrece USA por el famoso Fracking. 

Esta pugna de estos países va a provocar mantener un precio de barril bajo, además que las perspectivas de los minerales no son nada alentadores y la FAO ya mencionó que los precios de los alimentos tenderán a la baja en los próximos años. El gobierno ha tenido que recurrir a seguir presionando al sector formal de la economía (empresas privadas), que solamente es el 30% de los agentes económicos. Hay una excesiva sobrefiscalización para cobrar multas en exceso, además ha tenido que incrementar los impuestos a este sector, hasta alcanzar el nivel de ser el segundo país de Sudamérica en tener mayor presión tributaria de acuerdo a la información del Banco Mundial. Todo ello está estrangulando a las empresas formales por los incrementos salariales anuales, dobles aguinaldos, impuestos a transacción, tipo de cambio fijo, autorización de exportaciones, prohibición de tecnologías genéticas, además de falta de apertura de mercados y seguridad jurídica".

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día