Siguenos en:
Miércoles
 26 de Junio de 2019
Portafolio
Atronadoras fiestas en 'La casona'
La 'dulce vida' que se dan las hijas de Chávez
Venezuela. Maduro sigue sin poder ocupar la residencia oficial, desde el 14 de abril pasado, porque no la han dejado todavía las hijas del difunto presidente.
Domingo,  9  de Febrero, 2014
La--dulce-vida--que-se-dan-las-hijas-de-Chavez
Ref. Fotografia: Patrimonio. La Casona es un patrimonio histórico y cultural.

La permanencia ilegal de las hijas del fallecido  mandatario Hugo Chávez en La Casona y su “dolce vita”, a costa del erario público, sigue impidiendo al presidente Nicolás Maduro y su mujer Cilia Flores trasladarse a esa residencia.

En los últimos 15 años, Rosa Virginia y María Gabriela Chávez Colmenares han estado viviendo en la residencia presidencial incluso después que su padre falleciera el 5 de marzo pasado y no han mostrado intenciones de desocuparla ni para las fiestas decembrinas como se lo había exigido la primera dama.

No pagan sus pedidos. El tiempo parece que se ha detenido para las hijas de Chávez, once meses después de muerto, pues continúan con el mismo tren de vida disipada y lujuriosa. En La Casona montan fiestas y reparten entradas a sus amigos para los espectáculos de artistas internacionales. Las empresas de festejos, catering y de comida rápida ya no les llevan los pedidos de pizzas y hamburguesas porque no pagan.

Las fiestas que organizan “las infantas” atruenan la barriada, según cuentan los vecinos de la urbanización La Carlota y Santa Cecilia, donde está ubicada la residencia presidencial. La piscina y la sala privada de cine son dos de las dependencias preferidas para tan frecuentada vida social.

Peleas conyugales. Rosa Virginia es la hija mayor de Chávez y está casada con el actual vicepresidente, Jorge Arreaza. Este matrimonio, que se fraguó a la sombra del desaparecido patriarca, ha conocido varios tropiezos, el más reciente por “veleidades” con terceras personas, que han estado a punto de provocar la ruptura de la pareja.

Pese a las peleas conyugales, Rosa Virginia siguió viviendo en la residencia con sus dos hijos, en tanto que su marido se mudó a Fuerte Tiuna, sede del Ministerio de la Defensa, pero ya está de nuevo en La Casona.

Detalles
No soportan vivir sin el lujo que da el poder

Hija. La segunda hija, María Gabriela, de quien dicen que era la consentida de Chávez, hizo un intento de cambiar de residencia. Se mudó a la caraqueña urbanización Alta Florida, pero parece que no soportó vivir más en Alta Florida sin el lujo del poder del que disfrutaba en la residencia presidencial. Y a principios de este año regresó  a la residencia presidencial.

Agencia EFE eldia@edadsa.com.bo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día