Siguenos en:
Viernes
 15 de Noviembre de 2019
Portafolio
Profesionales que se actualizan, la demanda del mercado laboral
En una etapa donde la sociedad cambia aceleradamente, la actualización profesional se convierte en una clave para mantenerse vigente en el mercado laboral. El inglés, cursos de especialización y postgrado también son valorados.
Jueves,  4 de Julio, 2013
Profesionales-que-se-actualizan,-la-demanda-del-mercado-laboral-

La actualización profesional es la característica principal que buscan las empresas en los profesionales. Los conocimientos en un segundo idioma, así como talleres y cursos de especialización también son muy valorados a la hora de contratar personal.

Demanda profesionales.
La tecnología se ha convertido en el principal motor de una sociedad que cambia aceleradamente y es por ello también una necesidad la actualización constante de los conocimientos.

Un error muy común entre los jóvenes que obtienen un título profesional es creer que con ello pueden obtener un empleo cuando existen muchas variables que son apreciadas por las empresas. Si bien la experiencia es muy bien valorada, la actualización también juega un rol muy importante.

Según Esther Sánchez, los profesionales jóvenes deben tener en cuenta que la formación profesional no concluye al terminar la universidad o el instituto, el mercado laboral exige a los profesionales reciclarse, conocer acerca de las nuevas tendencias y conocimientos relacionados con su profesión. “Debemos reconocer que hoy en día la formación continua es la clave para el acceso al mercado laboral. Y más cuando nos encontramos en un ciclo donde la crisis y la falta de oportunidades hacen que sea más difícil que nunca acceder a un puesto de trabajo”, destacó Sandra Mozzi, jefe de Recursos Humanos en la Editorial Día a Día.

Un segundo idioma. Algunos odian el inglés; sin embargo, dominar este idioma significa contar con una llave maestra a la hora de actualizarse y es también un plus a la hora de insertarse en el mercado laboral. “No es un requisito imprescindible, pero no hay que negar que dominarlo ayuda a sumar puntos”, destacó Sánchez.

En una era globalizada, el inglés de a poco va haciendo sentir su peso y para muchos, no conocerlo significa estar en desventaja ante otros profesionales.

El inglés es el idioma más utilizado como primera o segunda lengua, siendo el primer caso el de unos 400 millones de personas, mientras que las estimaciones del British Council apuntan que para 2015, unos 2.000 millones de personas lo estarán aprendiendo. Con esto, en menos de una década, el inglés será hablado por unos 3.000 millones de personas, prácticamente la mitad de la población total de la tierra.

En el campo económico, la industria, los negocios, el comercio internacional, todo el universo productivo se escribe, se habla y se lee en inglés. "Dominar otro idioma y la informática suponen un valor añadido y diferenciador a la hora de acceder al mercado laboral", destacó Mozzi.

Otro idioma que también va ganando terreno es el portugués, más aún si se toma en cuenta el potencial económico del vecino Brasil.

Experiencia y talleres. Si bien la experiencia profesional es uno de los aspectos más valorados, los profesionales jóvenes tienen en este aspecto una desventaja que puede ser subsanada con las prácticas empresariales, talleres y voluntariado. “Siempre aconsejo que una vez se termina la carrera, es necesario especializarse si esa especialización no la brinda la universidad, se debe considerar realizar una inversión personal”, explicó Sánchez.

Las prácticas profesionales forman parte de la malla curricular de todas las carreras universitarias y de institutos. Es aquí donde los universitarios deben poner en práctica todos  los conocimientos adquiridos en el aula y por ello se debe analizar muy bien las empresas donde se van a  presentar.

Según Sánchez el voluntariado también puede convertirse en una ayuda para quienes no cuentan con experiencia. “Es una manera para conocer de cerca la profesión. Yo aconsejo que quienes no tengan experiencia opten por esta modalidad tanto el profesional como también las empresas”, explicó.

Magalí  Vera
Especialista en RRHH
Consultora Etik

Todo lo que enriquece es bienvenido

La experiencia relacionada es generalmente el primer filtro, luego dependiendo del cargo, el tipo de empresa y los desafíos del puesto, se evalúan diversas habilidades.

El idioma inglés sigue siendo el más requerido por las empresas, en multinacionales o transnacionales un conocimiento avanzado a nivel bilingüe es muchas veces indispensable y puede llegar a ser para muchos una limitante en el desarrollo de sus carreras.

Los postgrados son un plus adicional pero generalmente no son determinantes al momento de conseguir un empleo. Enriquecen sin duda al postulante y lo hacen un candidato más atractivo, siempre y cuando cumpla con la experiencia y las habilidades para el cargo.

Todo aquello que pueda enriquecernos como personas es bienvenido. Si hay algún tema que despierta su interés o algún curso donde puedan desarrollar habilidades específicas que luego podrían complementar a su proyecto laboral no deberían dudarlo.

Habilidades como ser: capacidad analítica,  capacidad de trabajo bajo presión, habilidades de relacionamiento y trabajo en equipo, habilidades de comunicación, flexibilidad para adaptarse a diferentes entornos.


 Postgrados para una mejor actualización

La formación de postgrado permite a los profesionales estar actualizados y abiertos a los cambios, favoreciendo con sus estudios el desarrollo y la innovación.

Prácticamente todas las universidades del país cuentan con sus unidades especializadas en los postgrados, lo que se convierte en una ventaja para los profesionales.

Con el desarrollo de la tecnología se han desarrollado programas a distancia y vía online; sin embargo, es importante conocer a la institución académica para no equivocarse en la elección. Los métodos de estudio también son diferentes, por lo que se requiere un esfuerzo por parte de los profesionales.

 El inglés, un plus muy bien valorado

La mayor competitividad de empresas y personas exige hoy día fomentar el dominio de lenguas extranjeras.

Un reciente artículo divulgado por Study Travel Magazine, una publicación de negocios para profesionales que estudian en el exterior, destacó el valor de idiomas como inglés, francés, portugués y alemán en la proyección laboral, y la forma cómo ellos multiplican las posibilidades de empleo en el país de origen y en el de destino.

Por su parte, directores de recursos humanos afirman que los profesionales con este plus, no solo consiguen empleo con mayor rapidez y de calidad, sino que tienen salarios 30% superiores a otros candidatos.

 Prácticas empresariales, para conocer la profesión

Las prácticas profesionales son ventajosas para las empresas que de esta manera llegan a conocer potenciales trabajadores para sus compañías con ideas nuevas y frescas; pero también son importantes para los universitarios que conocen a la profesión que estudiaron pero en la práctica.

En otros países impulsan incluso prácticas profesionales en el exterior para adquirir experiencia y conocer otras culturas.

Según Esther Sánchez, orientadora en el Centro de Jóvenes y Empleo, una alternativa vienen a ser el voluntariado, modalidad en la que el estudiante asiste a una empresa para ir adquiriendo experiencia.