Siguenos en:
Martes
 10 de Diciembre de 2019
Portafolio
Postre
Volcán de chocolate
Sabor. Es un complemento clásico en las pastelerías que surgió en Francia.
Miércoles,  16  de Enero, 2013
Volcan-de-chocolate

Es uno de los postres más difundidos en las pastelerías. Su nombre describe al mismo tiempo una de las características que diferencia a esta delicia en la que el principal protagonista es el chocolate.

Lava de chocolate. El volcán de chocolate tiene su origen en Francia, donde se popularizó para posteriormente ser difundido a todo el mundo.

Básicamente consiste en una masa de chocolate sólida por fuera, pero derretida por dentro y que al momento de partirla se desparrama por todo el platillo como simulando la lava de un volcán, precisamente es por ello el nombre de este postre.

Volcán de chocolate es uno de los postres clásicos que se encuentran en las sucursales de Fridolin.

"Es uno de esos postres que cautiva el paladar", destacó Ever Medrano Fiorilo, chef de pastelería de Fridolin.

El año del chocolate
. Según Medrano, este año el chocolate tendrá mucho protagonismo, por ello este postre también estará entre los más requeridos este año.

Para la elaboración del Volcán de Chocolate, Fridolin importa el ingrediente principal desde Brasil, pues tiene una característica esencial para elaborarlo. "Aguanta altas temperaturas, evitando así secarse en el interior. Si fuera así no tendríamos ese efecto de chorreado que simula el volcán", destacó Medrano.

Demanda tiempo. El chef de Fridolin destaca que la preparación de este postre no representa mucha dificultad; sin embargo, requiere cuidados cuando se lo mete al horno y con el tiempo de cocción. "La corteza puede quedar muy dura y no queda ese chocolate derretido al medio que es su característica principal", explicó Medrano.

Este postre puede ir acompañado con un poco de helado, una crema y una salsa de chocolate o frutilla.

Volcán de chocolate
Para cuatro personas


• 4 huevos enteros
• 60 gr de harina
• 125 gr de azúcar
• 125 gr de mantequilla fundida (no margarina)
• 125 gr de chocolate


1. En un recipiente fundir a baño maría el chocolate y la mantequilla removiendo con una cuchara de madera hasta que queden completamente líquidos.

2. En otro recipiente se baten los huevos y se les añade el azúcar de a poco.

3. Añadir la harina poco a poco, mezclando con una cuchara de palo. No utilizar batidora de globo pero sí se puede utilizar paleta.

4. Logrará  una masa espumosa para que luego suba en el horno. 

5. Mezclar el contenido de ambos recipientes  y dejar en el frigorífico mínimo 2 horas. Si se puede, dejar hasta el día siguiente, es mejor.

6. Calentar el horno a 200ºC, unos 15 minutos y luego meter el bizcocho en flaneras o moldes de postres. (previamente enharinado y pincelado con mantequilla). Hornear durante 10 minutos aproximadamente.

7. Una vez cocido retirar del horno y espere que enfríen para desmoldar.

Autor: Ever Medrano Fiorilo, chef pastelero de Fridolin.