Siguenos en:
Domingo
 22 de Septiembre de 2019
Portafolio
Se abre el 2013, y los soyeros esperan reglamento a la Ley madre tierra
Agricultores salen en defensa de la biotecnología
Defensa. El sector granelero no da tregua por las semillas resistentes al Glifosato (agroquímico), cuya utilización genera, al menos, 60 millones de dólares anuales al sector productivo grande y pequeño.
Martes,  8  de Enero, 2013
Agricultores-salen-en-defensa-de-la-biotecnologia
Ref. Fotografia: Retraso. El año empezó con dificultades para los agricultores, como efecto de las lluvias la siembra alcanza apenas un 50%.

Llegó el 2013. Para los productores graneleros, con preferencia los del sector soyero, la primera agenda es: defender la producción transgénica y así evitar la pérdida de 60 millones de dólares anuales, si el Gobierno sostiene mantener inalterable la Ley Madre Tierra aprobado el pasado 14 de octubre del 2012. "Estamos preocupados, hemos enviado nuestras observaciones a la Ley en varias oportunidades y en nota escrita (al Gobierno) hasta ahora no tenemos ninguna respuesta", informó Fernando Asturizaga, miembro del directorio de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo).

Ahora todo pende de la reglamentación que se vaya a realizar a dicha norma, cuyo plazo de 120 días fenece el 14 de enero. La mayor preocupación de los agricultores graneleros es que no se modifique  en absoluto lo que enuncia en el artículo Artículo 24 en su parágrafo 7 de la Ley 300 que en síntesis señala: desarrollar acciones de protección del patrimonio genético de la agrobiodiversidad, prohibiendo la introducción, producción y comercialización de semillas genéticamente modificadas.

“No quiero ni imaginarme. Sería perjudicial. Ya llevamos años con la producción transgénica. Esperamos que el Gobierno se sensibilice con los productores y sobre todo con los más pequeños, nos afectaría mucho en términos de competitividad, buena producción y generación de empleo", señaló Benedicto Zurita, productor y alcalde San Pedro.

Lo concreto: compromiso de Evo. Los dirigentes de Anapo en reiteradas oportunidades, en las últimas semanas, manifestaron confiar en las palabras del presidente del Estado que en noviembre pasado hizo en una visita al norte cruceño donde Evo Morales se comprometió a que la norma sería modificada en el proceso de reglamentación por lo que les pidió a los productores que estén tranquilos, porque no será eliminado el uso de soya transgénica con resistencia al herbicida glifosato.

"Es todo un proceso evidentemente, es una tarea, una responsabilidad y también quiero decirles creo que en la Ley de la Madre Tierra de contrabando metieron algunos términos, algunos párrafos, así entiendo. Hay que revisar por supuesto para garantizar alimento para el pueblo boliviano", dijo la autoridad  en oportunidad de promulgar la Ley del Complejo Productivo de la Caña de Azúcar, que regula la relación entre los cañeros y dueños de ingenios.

Asturizaga argumentó que ese compromiso existe y fue pública ante Demetrio Pérez, presidente de la institución granelera.

"Los transgénicos nos permiten ampliar más la frontera agrícola y lo más importante, es la única manera cómo podemos garantizar la seguridad alimentaria. Lo contrario sería un retroceso", dijo Demetrio Pérez, presidente de la Asociación granelera.

Además, dentro las observaciones de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) a la Ley 300 está el punto que tiene que ver con la seguridad jurídica de la tenencia de la tierra y el otro aspecto es la que evita la expansión de la frontera agrícola y finalmente el tema relacionado a las infracciones.

Preocupación latente.
Los productores, estos días dedicados a la siembra de verano, llevan adelante la siembra con semilla transgénica, pero en medio de muchas incertidumbres al respecto. Incluso, para algunos pequeños agricultores las dudas frente a la presencia de la Ley Madre Tierra fueron permanentes hacia sus directivos en sentido de que no era riesgoso seguir con la biotecnología. "Ha existido muchas preguntas de la gente al respecto.  Igual seguimos con la siembra, pero con muchas dificultades, las lluvias no nos han permitido más que avanzar el 50% de siembra. Todavía no sabemos nada", informó Andrés Cruz, productor y dirigente de la zona norte de Canandoa.

Observaciones a la Ley.
Según Anapo, son cuatro los aspectos que preocupan a los productores del oriente nacional, entre los que señala a la "eliminación del cultivo de la soya porque es el único cultivo transgénico autorizado en Bolivia". "La ley prohíbe que produzcamos con semilla transgénica, pero no pone límites a los alimentos transgénicos que permanentemente ingresan al país y el control de semillas", argumentó Asturizaga.

Además de la "inseguridad en la tenencia de la tierra" donde no se garantiza las inversiones que los productores realizan en los campos agrícolas no solo en la producción misma, sino en la infraestructura logística y capital que se hacen. Esto, al contrario, pone en riesgo las inversiones de los productores.

El tercer aspecto tiene que ver con la ampliación de la "frontera agrícola" que la norma pone límites al crecimiento expansivo de los campos agrícolas, dejando en claro el desincentivo a seguir produciendo y una garantía a la seguridad alimentaria.  Y una cuarta observación es la "falta de claridad en diferenciar las infracciones, contravenciones y delitos contra la madre tierra y sus componentes".

Según Gilberto Aguanta, gerente técnico de Anapo, hasta hace 12 años, solo Argentina y Brasil superaban a Bolivia en superficie cultivada, hoy Uruguay y Paraguay, ya nos dejaron atrás con la introducción y la expansión de la biotecnología.

Efecto en el empleo.
Además, según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), el sector oleaginoso genera 300 mil empleos directos que se verían afectados con la medida.  Pero el beneficio es mucho mayor en las zonas agrícolas del oriente boliviano, donde la siembra y cosecha de soya genera demanda de servicios como el transporte, maquinarias, agroquímicos y asistencia técnica en dos oportunidades como son la campaña de invierno y verano. "La única manera de competir y ser eficientes en la producción es sosteniendo la biotecnología que tanto nos ha costado introducir", señala Aguanta.

Hitos de los transgénicos en Bolivia

Inicios. En 1998 hubo la primera introducción de soya genéticamente modificada (GM) en Bolivia realizado por  la transnacional Monsanto para pruebas de campo. Luego la Fundacruz y Anapo establecieron parcelas semicomerciales.

Negativa. En el 2000, un cerco de más de un mes a la ciudad de La Paz, organizado por Felipe Quispe, logró paralizar el proceso de evaluación de solicitudes transgénicas del Comité de Bioseguridad. En el valle rechazaron la papa transgénica.

Político. En el 2002 la ciudad de Santa Cruz fue escenario de una gran marcha para evitar la aprobación de la soya transgénica frente al apoyo del Congreso Panamericano de Semillas que se llevaba a cabo en el hotel Los Tajibos.

Viable. En el 2005, el gobierno del entonces presidente Carlos Mesa aprobó la producción y comercialización de soya transgénica resistente al herbicida glifosato. Desde entonces el sector produce en un 99% con transgénicos.

Sector
El Gobierno no da señales a demanda

Preocupación. En el norte cruceño como en la zona este de la capital cruceña donde los trabajos de siembra de soya tiene un considerable retraso con relación a otros años, hay una preocupación e incertidumbre sobre la reglamentación de la Ley Madre Tierra.

Productores. En las últimas horas el alcalde de San Pedro, Benedicto Zurita, ha manifestado que no se ha sabido nada de sus dirigentes del sector con respecto a este tema. Mientras tanto, la actividad de siembra sigue pero con dificultades por efecto de las últimas lluvias.

Retraso.
La siembra de verano tiene un avance del 50%, lo cual hace prever que la cosecha de este año podría sufrir un bajón en la producción, dijeron los productores.

Opción.
La biotecnología, es la única manera de sostener la seguridad alimentaria, dicen los productores.
 

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día