Siguenos en:
Domingo
 20 de Octubre de 2019
Portafolio
Cuidados
El resfrío de verano
Salud. En estas épocas del año todavía se tiene el riesgo de caer en cama por el 'aire'.
Jueves,  15  de Noviembre, 2012
El-resfrio-de-verano

El resfriado es la enfermedad más común en todo el mundo, con una media de 2 a 5 resfriados por adulto al año. Además, se debe tener especial atención con los niños y los ancianos, ya que son los más afectados por esta enfermedad aún y mucho más en estas épocas donde el clima hace pensar que los días en cama quedaron atrás. El uso de aire acondicionado además de las constantes idas y venidas a la piscina y los cambios bruscos del clima afectan en cualquier época del año. Siempre se asocian a la época de invierno, pero está comprobado que el 20% se producen durante el periodo estival, señala el médico especialista, Ragnar Veguería.

Verano en pleno. Aunque el calor se haga sentir, no nos debemos olvidar de prevenir. En verano la incidencia es menor porque la temperatura no favorece la propagación de los virus que causan resfriados y gripe, pero todos sabemos que el exceso de aire acondicionado puede permitir que algunos de estos agentes sobreviva y al mismo tiempo, reducir nuestras defensas causándonos una infección vírica que culmina enfermándonos. Además, el contagio puede ser más sencillo por el mayor contacto en lugares públicos, donde un estornudo de otra persona puede acabar infectándonos.

Higiene. Es importante que siempre se mantenga una buena higiene en partes del cuerpo que manipulan objetos y entran en contacto habitual con personas. Para lograrlo es aconsejable lavar a menudo las manos con agua y jabón y si no se puede hacer se debe echar mano de un desinfectante o de toallitas limpiadoras que ofrecerán una limpieza instantánea.
 
El aire acondicionado. En primer lugar se debe tener en cuenta que los cambios bruscos de temperatura pueden hacer que uno se enferme. Por ello es importante que uno esté preparado y se tenga siempre a mano una chaqueta o un pañuelo con el que taparse para evitar enfriarse. La sequedad del ambiente es algo que se produce a causa del aire acondicionado. Este fenómeno afecta a nuestra garganta, por lo que es recomendable ingerir agua de forma habitual. Se debe tener siempre a mano una botella de cristal con la que controlemos lo que bebemos, ya que lo recomendable es ingerir dos litros por día.

Mantener la máquina del aire acondicionado limpia es algo a tener en cuenta, ya que a causa de la humedad que se genera en ella proliferan microorganismos que al respirarlos pueden causar alguna que otra afección respiratoria. Estos consejos fueron dados por el médico internista Ragnar Veguería, de la Residencia Médica del Adulto Mayor.

1. Gárgaras con agua 
Para limpiar las posibles bacterias que se hayan acumulado.

2. Buena alimentación y deporte: la mejor  vacuna  para la gripe.

3. Vitamina C, E. 
Cítricos, aceite de oliva y minerales como el Zinc y el Selenio (ostras y cereales) nos cargarán de antioxidantes protectores.

 

M. J. Ferrel / Agencias mjferrel@edadsa.com.bo