Siguenos en:
Miércoles
 16 de Octubre de 2019
Portafolio
El defensor cuestiona consulta fuera del Tipnis
Evo firma contrato para construcción del tramo I
Según el presidente del Estado, dos tercios de los indígenas estarían en contra de la intangibilidad del Parque.
Domingo,  7 de Octubre, 2012
Evo-firma-contrato-para-construccion-del-tramo-I-
Ref. Fotografia: El presidente Morales y su comitiva estuvieron junto a sus huestes cocaleras para la rúbrica del contrato vial.

Aprovechando la débil resistencia de los pueblos indígenas del Parque Isiboro Sécure a la consulta sobre el Tipnis, el presidente  Evo Morales firmó ayer el contrato de construcción del tramo I de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, que comprende 47 kilómetros desde Villa Tunari hasta lsinuta. Serán dos empresas nacionales (AMBI y PBC) las que se encargarán de ejecutar la obra. El costo de la misma será de 32,5 millones de dólares, detalló el mandatario desde el municipio de Villa Tunari

El mandatario, al respecto, recomendó a las dos empresas nacionales "movilizarse y trabajar" en este proyecto carretero, porque, dijo, "no quisiera tener problemas como con las empresas internacionales", en referencia a la brasileña OAS.

En relación a la consulta. La oportunidad fue también para referirse a la consulta del Tipnis. El jefe de Estado señaló que la consulta va por buen camino, pero no precisó cuándo culminaría. Sin embargo, enfatizó que dos tercios de los indígenas consultados de las 69 comunidades que viven dentro el Parque han rechazado la Ley 108 referente a la intangibilidad del patrimonio natural. Hasta el momento según el Gobierno la consulta habría alcanzado a 46 comunidades.

"El último dato que tenemos de la consulta en el Tipnis, hoy hemos llegado a consultar a 46 comunidades, de las 46 comunidades, 45 dicen sí a la carretera, 46 dicen no al término de intangibilidad, es más de dos tercios", indicó.

Además, Morales reiteró sus críticas a algunos dirigentes del Tipnis que se oponen a la construcción de esta carretera. "Este proyecto ya tenía garantizados los recursos desde hace aproximadamente tres años", señaló

Para nada extraño. Ante estas expresiones las reacciones no se dejaron esperar. La politóloga Ximena Costas dijo que la firma del contrato para el inicio de obras se debe a los compromisos internacionales con el Brasil y Venezuela de parte del Gobierno boliviano.  Además, destacó que el Gobierno en su afán de cumplir con sus huestes cocaleras y campesinas se ve obligado a llevar adelante la construcción de la carretera que va al Tipnis a como dé lugar.

"Nada de lo que se hace es casualidad. Todo está planificado. Sin embargo, los datos que maneja arbitrariamente el Gobierno se deben un plan orientado a dilatar el proceso y así sostener en el tiempo y salvar otras demandas o conflictos que tiene en este momento como es el problema minero o Mallku Khota", precisó.

Costas encuentra debilidades del Gobierno en no consolidar la consulta y al contrario la acción de alargar el proceso de la consulta.
En tanto que la senadora Centa Rek calificó como un atropello más del Gobierno a los indígenas y a la débil resistencia de sus bases. "Los datos que lanza el Gobierno no creo que sean fidedignos, ya que dicho proceso se la hace sin veedores y sin control de nadie. Hay muchas violaciones a los derecho indígenas y los pueblos del Tipnis. Hay que decirlo, lamentablemente los organismos internacionales fungen de alcahuetes de este Gobierno", señaló la parlamentaria.
 
Otra observación. El defensor del Pueblo, Rolando Villena, lamentó que el Órgano Ejecutivo no haya evaluado la forma de consulta cuestionada en el Tipnis, incluso incumpliendo las recomendaciones del Tribunal Constitucional. “De continuar con la consulta fuera de su lugar, del hábitat mismo (que es el Tipnis), donde los indígenas tienen que ser consultados, es simplemente desconocer las normas; esta podría llevar a mayores complicaciones”, afirmó.