Siguenos en:
Jueves
 17 de Octubre de 2019
Portafolio
La fiscalía mostró la foto de un sospechoso
Emiten orden de captura para asesinos de asiático
Crimen. Sus empleados lo mataron a golpes para robarle dinero.
Jueves,  27 de Septiembre, 2012
Emiten-orden-de-captura-para-asesinos-de-asiatico
Ref. Fotografia: Sospechoso. Saúl Heredia Heredia es buscado.

La fiscal Karla Barrón emitió ayer una orden de aprehensión contra los tres empleados del ciudadano asiático Zhanglong Chen (38) asesinado con golpes en la cabeza en el interior de su restaurante de pollos ubicado en el barrio San Jorge, séptimo anillo de la zona norte. Desde el día del crimen los trabajadores contratados mediante una agencia de empleos no dejaron pistas en la escena del crimen y desaparecieron de la ciudad, por lo que la Policía no descarta que hayan salido del departamento escapando de la Policía. Dos de ellos son una pareja de concubinos que aparentemente se conocieron buscando trabajos eventuales en La Ramada. La Felcc investiga si los presuntos asesinos sólo robaron mil bolivianos o más dinero que aparentemente guardaba la víctima entre sus ahorros.

Fiscalía los identifica.
La fiscal Barrón hizo conocer que el trío de sospechosos se encuentra identificado. Uno de ellos responde al nombre de Saúl Heredia Heredia (foto) y de la pareja se cree que sean Juan Pablo M. y Carla A.R.M., estos dos últimos están por confirmarse. Las identidades fueron proporcionadas por la agencia de empleos donde los sospechosos se registraron en busca de conseguir trabajo. El cuerpo del asiático fue repatriado a su país y desde ese día su concurrido restaurante no abrió al público.

La esposa de Zhanglong, Zhilan Wu, que también resultó agredida a ladrillazos mientras dormía salvó su vida porque se desvaneció en el acto y sus agresores psaron que la habían matado. La mujer ya prestó su declaración.

Crimen
Le destrozaron la cabeza a ladrillazos

21 Septiembre. Zhanglong Chen, dueño del restaurante que lleva su nombre,  acude a una agencia de empleos en la zona de La Ramada y contrata tres empleados (dos hombres y una mujer) para que lo ayuden en la cocina. No habían pasado ni tres días cuando el trío planifica supuestamente el asesinato del extranjero junto a su esposa Zhilan Wu (38), quien resulta herida en la cabeza. Las primeras investigaciones apuntan que los trabajadores se robaron mil bolivianos y dos teléfonos celulares de la víctimas./LES.