Siguenos en:
Lunes
 19 de Agosto de 2019
Encuentro
Se mantiene el tendido de alambre de púas sobre el Río Isiboro
Gundonovia, firme como el epicentro de la resistencia
TIPNIS. La rutina de los comunarios es normal, pero hay alerta permanente ante el posible ingreso de las brigadas del Gobierno.
Lunes,  13 de Agosto, 2012
Gundonovia,-firme-como-el-epicentro-de-la-resistencia
Ref. Fotografia: TIPNIS. En el caparazón de una peta, los habitantes de Gundonovia le piden al presidente Morales que respete su libertad.

La antesala del paraíso. Así es Gundonovia, primera comunidad por el lado de la capital beniana, que forma parte del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

Este paraje natural es, sin lugar a dudas, el epicentro de la resistencia a la consulta gubernamental para evitar que una carretera atraviese esa reserva biológica.

Con vistas impresionantes, se encuentra en la ribera del río Isiboro, afluente que se entrelaza con el Mamoré y desemboca en Trinidad.

Desde este lugar se comunican con los otros pueblos vía radiofrecuencia para hacer un frente común de rechazo a un proceso consultivo que los comunarios catalogan como "una burla".

"Esto porque el Gobierno quiere convencernos para que se haga la cuestionada vía caminera que traerá resultados desastrosos", sostiene .

El Día compartió tres días con la gente de Gundonovia, que hizo escuchar su voz sobre la visión desarrollista del Gobierno y la defensa del territorio.

Es por ello que por resolución de las bases de los originarios del Tipnis, en el Isiboro, se tendió 300 metros de alambre de púas, dos hebras de 150 metros de banda a banda para que las brigadas de la consulta no avancen.

Además de la decisión de alambrar la cancha de fútbol del pueblo, para evitar el aterrizaje de helicópteros del Ministerio Público.

Esto ya que hay los rumores de que un grupo de fiscales procederá con la aprehensión del corregidor Simón Noza.

De igual manera, en otras 22 comunidades la resistencia permanece firme, tanto con vigilia y alambrados, como en San Vicente.

"Las supuestas 23 comunidades consultadas no cuentan, ya que son las del Conisur, porque la consulta todavía no ingresó al Tipnis, excepto Oromomo, que es afín al masismo", dijo el corregidor del pueblo.

Vías pluviales. Cabe resaltar que los únicos medios de transporte a Gundonovia son los de vía pluvial.

Los comunarios tienen canoas y pequeños motores llamados "peque", denominativo nativo por el ruido que emite la máquina en la embarcación.

Mientras que los visitantes lo hacen por barcos medianos, que tardan 48 horas de la capital beniana, y un deslizador o lancha de un estanciero que cobra como mínimo Bs 2.500 ida y vuelta y se lo hace en 6 horas.

Según los lugareños, antes había una pista de aterrizaje, pero una fuerte riada del poderoso Isiboro se la llevó.

En contrapartida, está la cancha de fútbol, que es del mismo tamaño que el estadio "Tahuichi" Aguilera, campo deportivo que utilizó el presidente Evo Morales en un partido amistoso el año pasado.

A este lugar, los comunarios decidieron ponerle alambre de púas ante el rumor de la llegada de fiscales con órdenes de aprehensión contra el corregidor Simón Noza y otros colaboradores.

Servicios limitados. En nuestra travesía por el lugar, se evidenció la limitación de los servicios.

Como es el caso de la provisión de combustibles, porque si bien  existe un pequeño surtidor con dos tanques de gasolina de 8 mil litros cada uno, en la actualidad están vacíos.

Este carburante es de primera necesidad para los comunarios. Necesitan llenar los tanques de los motores para transportarse por el exuberante río Isiboro.

Incluso algunos comunarios sostienen que los mayores beneficiados de la gasolina son los afines al Movimiento Al Socialismo (MAS).
Otra limitación es la de telecomunicaciones, debido que a pesar de contar con una antena de Entel, que fue inaugurada con bombos y platillos por el Gobierno, los gundonovieños están molestos.

Esto debido a que se les prometió servicio de Internet, televisión y telefonía móvil, pero apenas entra la señal de celular.
Sumado a ello, la energía eléctrica es de apenas tres horas; es decir, de las 19:00 a 22:00, ya que funciona un pequeño motor para las 93 familias del lugar.

Sin contar que hay carencia de agua potable, ya que el líquido elemento los extraen bombeando un pozo y lo recogen en baldes, tanto para el aseo personal como para el consumo humano.

Atención médica.
  Si bien la comunidad cuenta con una posta sanitaria, no hay un médico fijo.

Lo que sí existe son brigadas médicas solidarias que de manera esporádica llegan para atender a decenas de enfermos.

Como lo sucedido el martes pasado, cuando un grupo de médicos atendió a los comunarios y se evidenció en algunos menores la leishmaniasis.

Esta enfermedad se debe a las picaduras de "boros" (una especie de mosca) que ocasionan úlceras en la piel, incluso logran afectar a otros órganos vitales.

Alimentación escasa. Aunque nunca falta, la alimentación en Gundonovia es escasa.

El miércoles pasado llegó una canoa "peque" de otra comunidad ofreciendo el racimo de plátano verde a Bs 30.

El comerciante los vendió como pan caliente, ya que es un alimento indispensable para los habitantes de Gundonovia.

Los lugareños también se alimentan de pescado, como el tucunaré y la piraña, que tienen carne de exquisito sabor.

El jueves carnearon un cerdo, que llegó a satisfacer el hambre de los gundonovieños y sus coterráneos de otros lugares del Tipnis, que se encuentran en vigilia.

Recién el viernes pasado llegó su esperada embarcación desde la capital trinitaria con enseres de primera necesidad.

Es necesario aclarar que en esa comunidad hay dos tiendas de abarrotes donde la gente se aprovisiona de lo más básico, como ser pan, azúcar, sal y una variedad de enlatados y conservas.

A pesar de las múltiples limitaciones, Gundonovia se mantiene en vigilia permanente. Incluso ya se engrosó la lista de los comunarios que están al pie de la lucha en defensa del territorio, que lo consideran como su "Casa Grande".


Defensoría. Comisión fue obligada a retornar a 'Trini'

Resistencia.  La comisión de la Defensoría del Pueblo que se trasladó hasta Gundonovia el sábado 11 fue obligada por los comunarios a retornar a Trinidad.

Según los argumentos de los comunarios de la zona,  el hecho está respaldado en una resolución indígena.

La determinación fue no dejar ingresar a los representantes defensoriales si es que ellos no muestran los avances de las investigaciones sobre la  represión en Chaparina.

Además de la vejación a los marchistas y el tendido de alambre de púas a la entrada de San Ignacio de Moxos y las acciones violentas del Gobierno contra la novena marcha indígena en defensa del Tipnis.

Emisarios retrocedieron.
Asimismo, los indígenas de Gundonovia impidieron el pase de los dirigentes indígenas afines al Gobierno, Agustín Yuco (excorregidor de San Vicente) y Manuel Temo. Estas personas querían pasar a San Vicente y Coquinal para presentar un proyecto politécnico y la construcción de aulas escolares.


Comunidades. Por ahora gana el sí a la consulta

TIPNIS.  Hasta ahora, según el Gobierno, 22 de 23 comunidades respaldan la consulta. En total se preguntará a 69.

• Santa Lucía. No acepta el proceso consultivo.

• Puerto San Lorenzo. El corregidor, junto con otras tres personas, está a favor de la consulta, pero la mayoría decidió rechazarla, al igual que la carretera.

• 3 de Mayo. Están en contra de la consulta y de la carretera.

• Nueva Lacea. No permitirán el ingreso de las brigadas para hacer la consulta.

• Villa Fátima.  Rechazan la consulta y la carretera.

• Carmen de Coquinal. Rechazan la consulta y la carretera.

• San Bartolo. Su corregidor, Enrique Montecinos, recogió una radio y panel solar que dejó el ministro de la Presidencia Juan Ramón  Quintana, pero su gente no quiere la consulta.

• San Vicente. Su corregidor, Mario Montecinos, estuvo en la marcha. Decidieron rechazar la consulta.

• Nueva Galilea. Su corregidor, Benigno Noza, participó de la novena marcha y la comunidades resiste la consulta.

• Paraíso. Dicen no a la consulta y la carretera.

• Santa María. Allí vive Rosauro Fabricano, padre de la niña que murió en la marcha. Rechazan la consulta.


"Como vengan los recibiremos. Si vienen de forma pacífica serán atendidos en paz y podemos instalar diálogo.
Sin embargo, tenemos las ideas claras, no a la consulta y no a la carretera, después se puede hablar de cualquier otro tema'.

Simón Noza
Corregidor de Gundonovia

"La carretera no nos beneficia en nada, esta es la primera comunidad del Parque Isiboro Sécure. De manera personal, creo que sería interesante que vengan a  hablar de la consulta, pero que expongan tanto los beneficios como los perjuicios que trae la carretera'.

Bernardo Moye
Habitante de Gundonovia

"No estoy de acuerdo ni con la consulta y menos con la carretera porque más bien es un perjuicio. Si se atreven a construir esa carretera, van  ha depredar nuestro territorio tumbando cientos de árboles, es por eso que estoy de acuerdo con la resistencia'.

Roxana Molodoy
Habitante de Gundonovia

"No es factible ni la carretera y menos la consulta, porque es decisión de los cocaleros , principales aliados del Gobierno.
La famosa consulta es un engaño a los pueblos indígenas, es por eso que estamos resistiendo en defensa de nuestro territorio'.

Jacinto Ponce
Corregidor de Santa María de La Junta

    3 Fotos
Acerca del autor:
Marco-Curi-
Marco Curi
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día