Siguenos en:
Martes
 16 de Julio de 2019
Encuentro
Para corregir el rumbo
Editorial
Martes,  28 de Septiembre, 2010

El ascenso del MAS al poder no se entiende apartado del contexto internacional, sobre todo, del giro a la izquierda que adoptaron varios países del continente y el auge de los regímenes populistas que siguieron los pasos de Hugo Chávez, el líder que marcó el camino con abundantes petrodólares para que lo sigan los  “pulgarcitos” de la región como Bolivia, Nicaragua, Honduras, Paraguay y Ecuador. Ahora que están ocurriendo hechos sumamente relevantes en el continente, habría que ver si todos los que se sumaron al juego, saben percibir la necesidad de un cambio de orientación.
En el caso hondureño, el viraje se produjo a la fuerza, mientras que en Paraguay y en Perú, el sistema de partidos pudo soportar los embates populistas. Nicaragua  y Bolivia son los mejores seguidores de las directrices que emanan de Caracas, mientras que el ecuatoriano Rafael Correa parece haber reaccionado a tiempo, antes de que las circunstancias lo obliguen a hacerlo. Ecuador no es precisamente el país que mejor aguanta las aventuras de sus presidentes.
A juzgar por la quejumbrosa reacción algunos brillantes “opinadores” del régimen boliviano sobre lo que está ocurriendo en Cuba, donde no hace falta ser Fidel Castro para saber que el modelo fracasó hace mucho; sobre lo que ha sucedido en Colombia, con el descabezamiento de las FARC y por último, sobre la reciente derrota electoral del chavismo en Venezuela, estos hechos son de gran incidencia en la vida política boliviana, donde naturalmente, tienen que darse las consecuencias y posiblemente las rectificaciones al curso adoptado.
El paradigma del Estado poderoso, presente en todas las circunstancias de la vida de la población no sólo está cuestionado en Cuba, donde la mitad de los trabajadores del país son empleados públicos, sino también en Europa, donde el modelo del “Estado de bienestar”, que establecía una serie de garantías a los ciudadanos, está recibiendo fuertes ajustes para salir de la grave crisis que ha azotado al viejo continente. La consigna es abandonar el dogmatismo, tal como ha sucedido en Estados Unidos, donde también se sujetaron a las leyes del mercado como un credo intachable.
En lo que respecta al narcotráfico, otro de los aspectos que ha estado marcando fuertemente a los países de la línea bolivariana, la arremetida final contras FARC debe ser entendida como la señal más clara de la comunidad internacional en contra de los grupos de cualquier tipo que protegen y promueven la producción de drogas. No se puede a estas alturas desconocer las vinculaciones que ha tenido esta organización terrorista con algunos regímenes de la región, relaciones que seguramente se irán haciendo más nítidas cuando se recupere información valiosa recientemente hallada.
Finalmente se debe hablar del proceso de destrucción de la democracia y la eliminación del estado de derecho que han estado acometiendo los líderes populistas del continente. La votación del domingo en Venezuela es un fuerte indicador que le debe servir a Chávez y a todos los que le rodean para retomar el camino democrático. Esta expresión ya se dio en Bolivia el 4 de abril, pero el Gobierno decidió ignorarla. Sería bueno no insistir en la tozudez.
 

La votación en Venezuela es un fuerte indicador que debe servir a Chávez y a los que le rodean para retomar el camino democrático.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día