Siguenos en:
Sábado
 14 de Diciembre de 2019
Encuentro
Remedios caseros para nutrir tu piel
El rostro. Es el reflejo de la salud de una persona. Y el cuidado de la piel, es un aspecto fundamental en las personas.
Miércoles,  10 de Julio, 2019
Remedios-caseros-para-nutrir-tu-piel

El efecto del frío sobre la piel es múltiple: contrae los vasos capilares, con lo que no llega suficiente oxígeno ni nutrientes a la dermis. Además, la epidermis no se renueva tan rápido y se acumulan las células muertas. El resultado es una piel apagada, tirante y más sensible. Todas las estaciones acaban afectando de una manera u otra a tu piel.

Hay que hidratarse. En invierno tenemos muchos cambios bruscos de temperatura, en sitios cerrados con la calefacción reseca mucho la piel y sufren mucho (manos, cutis,uñas)...Puedes ayudar a hidratar la piel con un humificador en casa y bebiendo abundante agua. Con las bajas temperaturas, tu piel sufre y está seca, apagada y más sensible. Te damos algunas soluciones para minimizar los efectos del invierno y lograr que tu piel, además de radiante, esté sana y protegida.

Mascarilla de palta y aceite de almendras
La mascarilla de palta con aceite de almendras es una de las cremas más hidratantes que se pueden elaborar en casa. Para prepararla sólo se necesita media palta y dos cucharadas de aceite de almendras. Machaca la palta y mézclalo con el aceite hasta conseguir una pasta homogénea, aplícala sobre el rostro y déjala actuar unos 30 minutos. Después retira con agua y jabón.

El aceite de oliva virgen extra
El aceite de oliva, tan popular en la dieta mediterránea, tiene múltiples beneficios tanto para el interior del organismo como para el exterior. En concreto aporta nutrición, hidratación y elasticidad a la piel y reduce las manchas y las pequeñas arrugas debidas a las líneas de expresión. El aceite de oliva se puede aplicar de manera directa sobre la piel o en forma de crema.

Aloe Vera
El aloe vera es una planta que contiene propiedades casi milagrosas para gran parte del cuerpo. Ayuda a cicatrizar y a hidratar la piel, así como el resto del organismo. También combate los molestos eccemas que aparecen por el frío y las irritaciones que dan a la piel un aspecto poco cuidado.

Jugo de limón y azúcar
La mezcla de estos dos productos es ideal para eliminar las células muertas de la piel. Con un poco de jugo de limón y una o dos cucharadas de azúcar se puede exfoliar la piel haciendo un masaje suave en forma circular, durante diez o quince minutos, luego se enjuaga con abundante agua tibia. De esta manera, la piel quedará muy suave. El limón es excelente astringente y contiene vitamina C, que ayuda a aclarar el tono de la piel y contribuye a aumentar el crecimiento celular.

Violeta Quete Cartagena eldia@eldia.com.bo