Siguenos en:
Lunes
 19 de Noviembre de 2018
Encuentro
Editorial
Últimos en la lucha contra el cáncer
Jueves,  19 de Julio, 2018
Últimos-en-la-lucha-contra-el-cancer

Hace mucho que el cáncer ha dejado de ser sinónimo de sentencia de muerte y un calvario de dolor, al mismo tiempo que una pesadilla para la economía de los pacientes. Los avances de la medicina, los nuevos fármacos descubiertos y especialmente el desarrollo de tratamientos y formas de prevenir y atacar tempranamente los casos han conseguido alargar la vida de los enfermos y sobre todo darle una mayor calidad de vida. 

Los países que han llegado a la conclusión de que la mejor estrategia de desarrollo es el cuidado de los recursos humanos han puesto en marcha políticas de salud que cada día se anotan logros importantes como el recientemente conseguido por Paraguay, donde se ha festejado la erradicación de la malaria. 

Lamentablemente vivimos en un país donde la salud está entre las últimas prioridades y eso se puede ver en la prevalencia de males que prácticamente ya no existen en la región y menos en naciones desarrolladas. Hablamos de la rabia, el sarampión, la fiebre amarilla y peor aún, los problemas respiratorios y las diarreas, que se llevan gran cantidad de niños cada día.

Tal vez por esa razón es que en Bolivia, los tratamientos contra el cáncer y otras dolencias como la diabetes o las patologías cardiorrespiratorias, son relegado a los últimos lugares. Los gobernantes posiblemente coinciden con la torpe expresidenta argentina Cristina Fernández, quien dijo que esas son enfermedades de ricos y no hacen más que ignorar el clamor de los enfermos que han llegado a la huelga de hambre y a las crucifixiones callejeras para conseguir la atención de sus necesidades.

Las quejas no son injustificadas, pues de acuerdo a un reciente estudio de la Unidad de Inteligencia del grupo británico The Economist, Bolivia ocupa el último lugar entre 12 países de América Latina en la lucha contra el cáncer, con un puntaje de 7 sobre 30 en cuanto a políticas de prevención y de control del mal. En ese ranking, Uruguay tiene el mejor abordaje del problema con 23 puntos, seguido por Costa Rica, con 22.

El estudio, que revela que en Bolivia existe un bajo acceso al tratamiento oportuno, mide seis aspectos relacionado a las políticas de salud: planes estratégicos, supervisión del desempeño (si hay un registro del cáncer de alta calidad), disponibilidad de medicamentos, disponibilidad de radioterapia, prevención y detección temprana y finanzas (apoyo financiero para ayudar a las personas con cáncer a acceder a la atención).

Pese a que Bolivia tiene baja incidencia en el cáncer de mama, el más frecuente en América Latina, la tasa de mortalidad es la más alta de la región. En nuestro país, este padecimiento acaba con un tercio de las mujeres, mientras que en Uruguay y Argentina la mortalidad es de 24,3 y 12,3 por 100.000 mujeres, respectivamente.

Bolivia tuvo la oportunidad de hacer cambios sustanciales en todos los campos, especialmente en la salud y lo que ocurre hoy con los pacientes de cáncer es apenas un síntoma de la pérdida de tiempo y de recursos que se han dilapidado en asuntos intrascendentes. La gran pregunta es cómo se manifestarán en el futuro todos los tumores que nos está dejando el “proceso de cambio”.

Bolivia ocupa el último lugar entre 12 países de América Latina en la lucha contra el cáncer, con un puntaje de 7 sobre 30 en cuanto a políticas de prevención y de control del mal.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día